Kenneth Concepción Camacho
💬

La importancia del derecho al voto

Desde la antigua Grecia hasta nuestros días el proceso electoral y la participación del pueblo en los procesos políticos se ha ido desarrollando a favor de todos los ciudadanos, al expandirse el voto a distintos sectores de la sociedad.

La participación del pueblo en los procesos electorales y políticos es uno de los aspectos más fundamentales de cualquier sociedad que se proclame como democrática. Es el voto el arma más importante que posee un pueblo para derrocar los gobiernos y sus dirigentes. De igual forma, es mediante el voto que se han logrado grandes cambios en la historia universal.

La participación sabia y directa del pueblo en dichos procesos electorales y políticos nos permite colocar en posiciones de poder a personas comprometidas, capaces y que respondan a las verdaderas necesidades del pueblo. La falta de participación solo desemboca en dirigentes incompetentes y faltos de compromiso. Recordemos que distintos dictadores, tiranos y líderes controvertibles llegaron al poder a través del voto directo de los ciudadanos. Esto han sido los casos de Adolf Hitler en Alemania (1933), Daniel Ortega en Nicaragua (2007), Nicolás Maduro en Venezuela (2013) y Rodrigo Duterte en Filipinas (2016).

A diferencia de naciones y estados soberanos basados en dictaduras, tiranías o monarquías absolutas donde los procesos electores son pocos o no existen, Puerto Rico goza de eventos electorales frecuentemente. Puerto Rico incluso tiene la capacidad de cambiar un gobierno completo en un solo día. Entiéndase que el día de las elecciones generales se renuevan los puestos de la Gobernación, senadores, representantes, alcaldes y legisladores municipales. Esto a diferencia de otras jurisdicciones donde la fecha de las elecciones presidenciales es distinta a la fecha de las elecciones parlamentarias o de gobernaciones. En otras palabras, si no nos gusta un gobierno lo cambiamos completo en un día. Pero para lograr esto es compulsoria la participación electoral mayoritaria, ejercer en masas el derecho al voto.

El derecho al voto está protegido tanto por la Constitución de Puerto Rico como por la Constitución de los Estados Unidos. Nuestra Constitución en el Artículo II, Sección 2, dispone que: “Las leyes garantizarán la expresión de la voluntad del pueblo mediante el sufragio universal, igual, directo y secreto, y protegerán al ciudadano contra toda coacción en el ejercicio de la prerrogativa electoral”.

Así que negar el derecho al voto y a la participación ciudadana en los procesos electorales y políticos es simplemente atentar contra la democracia, contra la Constitución y contra una de las libertades más antiguas del ser humano. No podemos caer en lo que por mucho tiempo se ha criticado de naciones cuyos resultados electorales se han visto entredicho.

Recordemos que el resultado de las elecciones nos afecta directa e indirectamente y, a la vez, decide el futuro de las generaciones presentes y venideras.

“Voting is the expression of our commitment to ourselves, one another, this country, and this world.” -Sharon Salzberg

Otras columnas de Kenneth Concepción Camacho

viernes, 17 de abril de 2020

Los universitarios y la cuarentena

El desempleo para los jóvenes universitarios significa falta de alimentos y de ingresos para poder pasar el día a día, escribe Kenneth Concepción

jueves, 10 de octubre de 2019

La triste realidad de los estudiantes de la UPR

El aumento en los costos de matrícula, sumado a los altos costos de vida, ha llevado a estudiantes del sistema a escoger entre comer, pagar la matrícula o pagar hospedaje, plantea Kenneth Concepción Camacho

lunes, 5 de agosto de 2019

Choques políticos: Puerto Rico y Europa

A raíz del choque constitucional que vive Puerto Rico, Kenneth Concepción Camacho comenta repercusiones de pugnas de esa índole en Europa

viernes, 25 de agosto de 2017

20 estudiantes por salón

Kenneth Concepción analiza la calidad de la educación en el sistema escolar público ante la merma poblacional y propone un límite de 20 alumnos por salón