Carlos E. Díaz Olivo
💬

La plaga de la corrupción

El torrente de arrestos e intervenciones por la fiscalía federal, socava la confianza en nuestra administración pública. Las acciones indebidas no tienen espacio en la gestión gubernamental y no pueden justificarse ni aceptarse. Hay que tener cautela, sin embargo, que el resultado de esta plaga sea el cinismo, la aceptación de su inevitabilidad y el entendimiento que “somos corruptos por naturaleza”. Existen sociedades con problemas de corrupción tan o más serios que Puerto Rico. La diferencia es cómo enfrentan y manejan el problema.

Otras columnas de Carlos E. Díaz Olivo

lunes, 4 de julio de 2022

Me cansé del insulto y la falta de respeto

La importancia real del 4 de julio de 1776 es la enseñanza de que, a base del esfuerzo individual, sin las restricciones abusivas a la libertad de acción política y económica por parte del Estado, es posible trabajar con éxito objetivos comunes, escribe Carlos Díaz Olivo

viernes, 24 de junio de 2022

¿Quién debe regular el aborto, los jueces o el pueblo?

El tema del aborto requiere de una fina y cuidadosa articulación de política pública. La pregunta crucial es a quién corresponde en una democracia la fijación de esa política, plantea Carlos E. Díaz Olivo

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: