Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬

La pregunta obligada a los candidatos a la gobernación

Estamos a semanas para la primaria a la gobernación de los partidos políticos principales, a cinco meses de las elecciones y la pregunta más importante aún no se contesta. ¿Cuál es la agenda para dirigir al país? 

Si bien El Nuevo Día, ha comenzado un espacio de discusión oportuno y pertinente sobre áreas programáticas, la realidad es que, al día de hoy, ninguno de los nueve aspirantes a la gobernación – de todos los partidos políticos inscritos y el candidato independiente – han sometido por iniciativa propia, su agenda de trabajo de forma detallada para la evaluación de los electores

La importancia de este proceso es que los programas de gobierno, constituyen la hoja de ruta que enmarca las futuras acciones del gobierno para enfrentar los problemas del país. Para confeccionarlo, se requiere un proceso de diálogo constructivo con múltiples sectores; examinar precedentes de modelos exitosos, identificar las fuentes de financiamiento para las propuestas; y, más importante aún, entender que nadie tiene el monopolio de la verdad, por lo que el desprendimiento de conciencia es necesario.

Por eso, hacer un programa de gobierno, es un acto de responsabilidad.

Los exgobernadores Luis Muñoz Marín y Luis A. Ferré, dieron las mejores explicaciones que he leído sobre este tema. Comencemos por Ferré. 

El 14 de enero del 1970, el entonces gobernador presentaba ante el país, los seis principios de su programa de gobierno titulado La Gran Tarea. Identificaba entonces, sus guías de acción: 

Preparar un mundo mejor en el mañana, para la juventud de hoy – un mundo abundante en bienes materiales, producto de nuestros conocimientos científicos y nuestra avanzada técnica; libre del dolor y la enfermedad, gracias a nuestros adelantos médicos; amplio en conocimiento provisto por un buen sistema de educación pero, más aún, rico en valores espirituales; fecundo en su creación artística; consciente de obligaciones morales e inspirado en un generoso y comprensivo sentido de justicia, que permita desterrar la pobreza y la necesidad, requisito indispensable para lograr una paz duradera.

Dos años después, Muñoz Marín - en una carta enviada a Rafael Hernández Colon el 21 de marzo del 1972 – resumía lo que, a su juicio, debería contener un buen programa de gobierno:

La función de un gran movimiento político es emprender la magna obra de leyes y políticas públicas que despojen de legalidad a las injusticias y le metan el hombro, voluntad e imaginación a construir la sociedad justa que la inmensa mayoría de los puertorriqueños grandemente necesita, instintivamente anhela e incuestionablemente merece…

…Haz un inventario de, digamos, las dos docenas de injusticias sociales innegables, poniendo tu inteligencia para ello al servicio de tu conciencia – y veras claro y contundente el programa del pueblo de Puerto Rico.

Al leer esasreflexiones, solo resta hacerle una pregunta a cada uno de nuestros candidatos y candidatas a la gobernación:

¿Cuáles serán los seis principios que guiaran sus pasos y las dos docenas de injusticias que habrán de revertir, para que nuestro pueblo pueda caminar por nuevos senderos de justicia y equidad?




Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 3 de junio de 2020

Las vidas del ELA

Es momento de impulsar una propuesta seria del desarrollo del ELA, que despeje cualquier vestigio de subordinación política, dice Jorge J. Colberg Toro

viernes, 29 de mayo de 2020

Sin el PPD, el NO a la estadidad pierde

Jorge J. Colberg Toro indica que la única forma de derrotar la estadidad es si el Partido Popular asume su rol como principal partido de oposición

miércoles, 20 de mayo de 2020

El Nuevo Día: legado y retos

La trayectoria de cinco décadas de El Nuevo Día nos demuestra inequívocamente que la prensa puertorriqueña es protectora indestructible de nuestra libertad, escribe Jorge J. Colberg Toro

domingo, 17 de mayo de 2020

El PNP: verdugo de la estadidad

Entre trucos y zancadillas, el PNP se apresta a llevarnos a las urnas para enfrentar la estadidad, afirma Jorge Colberg