Hiram Sánchez Martínez
💬

Mal temperamento en la carretera: asunto de vida o muerte

Vemos los dos vehículos detenerse a la misma vez porque uno le corta el paso al otro en una calle de Carolina mientras el incidente es grabado por una cámara de seguridad a colores y muy buena resolución. Pocas veces el jurado —o el juez, si se ha renunciado al jurado— tiene la magnífica oportunidad de ver lo que pasó sin que el asunto este matizado por el recuerdo y las contradicciones que suelen acompañar al testimonio de los testigos que dicen haber visto algo de lo sucedido. La realidad es que, para fortuna de la administración de la justicia, las grabaciones de las cámaras de seguridad en comercios y residencias aportan un elemento probatorio de insuperable valor. No dan mucho espacio para conjeturas sobre los hechos que se observan y, en todo caso, limitan las controversias a los aspectos subjetivos relacionados con los motivos de las personas cuya conducta ha quedado grabada.

Otras columnas de Hiram Sánchez Martínez

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: