Ana María García Blanco
💬

Nos tenemos, en un tiempo sin escuelas

La educación de nuestro pueblo enfrenta un nuevo, y profundamente difícil reto. Miles de niños y jóvenes puertorriqueños, al igual que en muchas otras partes del mundo, están en sus casas, reciben tareas y “módulos” y continúan su escuela en un tiempo sin escuela. Maestras y maestros, héroes silentes de este tiempo, “llegan” a los hogares de sus estudiantes a través de las redes y llamadas y se convierten en voz de aliento, de orden y posibilidad. Es una forma de acompañarnos, de tenernos, de apostar a que vendrán tiempos buenos.  

Otras columnas de Ana María García Blanco

viernes, 3 de julio de 2020

Montessori: una noticia con sabor a futuro

El ejemplo de participación y constancia que nos han dado las familias que se unen en Montessori para Todos habla de las experiencias en donde se encuentran las soluciones que estamos buscando como país, plantea Ana María García Blanco

martes, 17 de marzo de 2020

Un tiempo sin escuela con nuestros niños

De esta situación extrema, nacerán múltiples cosas buenas, entre otras, formas más humanas, más colectivas, más comunitarias y mejores de hacer escuela, plantea Ana María García Blanco