Marlyn Rodríguez Fernández
💬

¿Por qué las Montessori otra vez?

¿Por qué exigimos un reglamento justo que cumpla con la Ley 277 de 2018 que crea la Secretaría Auxiliar de Educación Montessori, la cual dirigí por cinco años mientras existía por Carta Circular? Pues porque en los pasados dos años no nos han dejado trabajar.

¿Qué significa que no dejan trabajar a las escuelas públicas Montessori? Pues… imagina a nuestros estudiantes trabajando motivados por aprender, en armonía con su naturaleza, autodirigidos en todos los niveles, trabajando un currículo que va de lo concreto a lo abstracto, de la experiencia de aprender haciendo. Un currículo que se va construyendo paso a paso según la necesidad de cada estudiante vs. unas clases previamente establecidas en unas fechas específicas sin tomar en cuenta las necesidades de cada estudiante, estudiantes que no conocen.

Imagina a nuestros maestros comprometidos a trabajar por la educación de los estudiantes, que les conocen y trabajan un mínimo de tres años con cada uno de ellos y con sus familias, que estudian durante sus vacaciones y fines de semana voluntariamente para servirle a su comunidad de la mejor forma posible vs. un número de turno que puede que sí o puede que no quiera trabajar la multiedad, la inclusión, el currículo Montessori, con la comunidad o con las familias, y tener que perder un año completo en lo que le toca otro número (eso es una falta de dignidad para el maestro tradicional y el maestro Montessori). 

Imagina a nuestras familias completas matriculadas en la educación de sus hijos y en el desarrollo de sus escuelas. Las familias son esenciales en el proceso de formación del estudiante vs. una política de integración de padres, madres y encargados que no pasa de un nombre en un papel.

Imagina una escuela científicamente preparada para nuestros hijos e hijas, con los más altos estándares académicos y sin exigir un promedio para entrar o permanecer en la escuela vs. escuelas con bajas expectativas o escuelas a las que no pueden solicitar por los promedios académicos que exigen. 

Imagina un proceso ágil y humano para que más escuelas se beneficien del trabajo comunitario y la excelencia académica vs. más capas de burocracia con profesionales en otras áreas que desconocen o pueden simplemente detener todo un proceso. 

Imagina a un equipo de trabajo a nivel central que esté al servicio de las escuelas, cercano a ellas, que escuche, acoja y trabaje en beneficio de la comunidad y no a la voluntad del de “arriba” vs. un equipo incompleto, sin personal especializado para acompañar a estas escuelas y sus maestros. Por ejemplo: Es como si un experto facilitador en hojalatería estuviera encargado de acompañar a un maestro de repostería en la planificación, implementación y evaluación de su curso. 

Imagina a las familias, asistentes y maestros trabajando durante el verano para que los estudiantes reciban materiales en sus casas para trabajar el currículo a distancia por la pandemia. Tener escuelas abiertas (al aire libre) y bibliotecas solidarias durante los terremotos. Escuelas y ambientes de excelencia que sirven a la comunidad y no descansaron hasta tener contacto con el 100% de sus estudiantes en las escuelas durante el huracán María vs. tener que esperar sin hacer nada a que se consulte a todo el personal del Departamento de Educación para poder hacer algo. 

Imagina a una comunidad tan organizada, comprometida con la educación de sus hijos y por tanto, de la educación de Puerto Rico. Una comunidad de familias, maestros, directores, estudiantes, comedores, etc., que desean poder trabajar, crear, transformar. Como nos diría María Montessori: “El niño, guiado por un maestro interior trabaja infatigablemente con alegría para construir al ser humano adulto. Nosotros educadores, solo podemos ayudar... Así daremos testimonio del nacimiento del ser humano nuevo”, el nacimiento de un Puerto Rico nuevo… 

Pues hoy existe esa comunidad y no nos dejan trabajar. Por eso la comunidad Montessori reclama otra vez.

Otras columnas de Marlyn Rodríguez Fernández

viernes, 16 de agosto de 2019

Dejen trabajar a las Montessori

Cientos de maestros y directores han dado el todo por el todo. Han hecho un trabajo extraordinario bajo circunstancias adversas. Pedimos simplemente que nos dejen trabajar

miércoles, 12 de septiembre de 2018

A proteger las Montessori

La educadora Marlyn Rodríguez Fernández expone ideas para proteger lo que funciona y mejorar la Secretaria Auxiliar de Educación Montessori del sistema público de enseñanza