Fabiola Cruz López

Punto de vista

Por Fabiola Cruz López
💬

Puerto Rico ante la pandemia

La gobernadora Wanda Vázquez dice haber activado el protocolo para atender la sospecha del primer caso de coronavirus en Puerto Rico. Pero ¿por qué no actuamos como que el virus ya está circulando entre nosotros?  

La respuesta del sistema de salud pública ha sido muy lenta e ineficiente. En otros países el virus se ha propagado por varios días o semanas sin que se detecte. Los sistemas de vigilancia basados en síntomas e historial de viaje tienen limitaciones. Vivimos en un mundo globalizado, en el que la cercanía geográfica a un brote pierde importancia. Por eso es necesario que el gobierno de Puerto Rico active su respuesta al coronavirus—y no a la sospecha—ya, y que se la comunique en detalle al país cuanto antes. 

¿Dónde están las campañas educativas para ayudar a la población a identificar síntomas y prepararse individualmente? Los síntomas claves son: fiebre, tos y dificultad respiratoria. ¿Se ha hablado de tener termómetros en las casas para el monitoreo de fiebre? 

El lavado de manos es la mejor barrera disponible para prevenir la transmisión del virus. ¿Se han identificado que lugares carecen de recursos para comprar jabón o desinfectante de manos a gran escala y hay un plan para proveerlos?  

¿Cuál es el plan para cuando los trabajadores de los hospitales y centros de salud se enfermen o tengan que quedarse en casa cuidando hijos o personas mayores? Puerto Rico debería tener la facilidad de hacer contratos temporeros para traer más profesionales de la salud si hay escasez de personal.  

La primera línea de defensa es los médicos primarios. ¿Están adiestrados para visitar enfermos a sus casas? ¿Tienen el equipo de protección necesario y saben cómo utilizarlo?  

En algún momento ya no será efectivo contener a las personas en la casa, más sin identificar las comunidades más afectadas para disminuir la propagación. O sea, habrá que pasar a la mitigación. ¿Cuáles son los lugares en nuestro país con mayor riesgo, basándose en la densidad poblacional, nivel de pobreza, edades y otros factores que influyen en la rápida dispersión de un virus? Es importante conocer este panorama porque hemos visto, con Zika y Dengue, que estos factores influyen en la cantidad de personas que se infectan en ciertas comunidades.  

¿Cuáles son las directrices al Departamento de la Familia sobre cómo manejar casos de envejecientes que no tengan quien los cuide? Puede surgir la situación que sus cuidadores se enfermen. ¿a quién notificamos y dónde podemos buscar ayuda?  

Puerto Rio cuenta con tres escuelas graduadas de salud pública. ¿Ya el gobierno está colaborando con ellas? En ellas el país tiene personal para levantar respuestas de vigilancia molecular y epidemiológica, hacer investigaciones e intervenciones de salud pública que detengan o minimicen la propagación del virus, yprovean datos para futuras experiencias. 

¿Han enviado guías a los municipios? Sobre educación a empleados, cómo identificar poblaciones vulnerables, cómo mejorar la higiene en lugares públicos, manejo de desperdicios médicos de forma segura, e información a sus ciudadanos. 

Finalmente, ¿cuáles son sus recomendaciones para las iglesias, centros educativos y otros lugares en dónde se congregan muchas personas?  

Son notables las lagunas de esta “respuesta” gubernamental. Aprovechemos el momento para fortalecer el sistema de salud y estar mejor preparados para futuras epidemias o desastres naturales. Y si no son capaces por sí solos, aquí estamos los profesionales de salud pública puertorriqueños. Puerto Rico merece algo mejor, y tiene gente preparada de sobra.




Otras columnas de Fabiola Cruz López

jueves, 26 de marzo de 2020

Querido “task force”

¿Cómo evaluarán la efectividad de nuestras medidas de distanciamiento sin hacer suficientes pruebas y tener buenos sistemas de vigilancia?, pregunta Fabiola Cruz López

domingo, 15 de marzo de 2020

Convertir el miedo en acción

Todos podemos poner de nuestra parte para darle el refuerzo al sistema de salud que este país necesita, plantea Fabiola Cruz López