Nicolás Hernández Sanabria
💬

Se alarga el impacto emocional de la cuarentena

No quiero ser alarmista, pero todo en la vida tiene efectos secundarios. En la cuarta semana del confinamiento para evitar la propagación de la infección con el COVID-19, se han alcanzado logros. Se ha desacelerado el crecimiento de personas afectadas, y así, poner en riesgo a los limitados recursos hospitalarios. Esta cuarentena a tiempo ha impedido que nuestro sistema de salud colapse como en otras partes del mundo. La gobernadora anunció una extensión de tres semanas para alcanzar mejor estabilidad y preparación para entrar a la próxima fase.  Sin embargo, mientras más se extiende una cuarentena, mayor es el impacto psicológico y emocional. 

Otras columnas de Nicolás Hernández Sanabria

martes, 24 de mayo de 2022

La pandemia del COVID-19 y la emergencia de salud mental

Para atender esta emergencia que nos aqueja es importante trabajar sobre las barreras de acceso y ofrecimiento de los servicios psiquiátricos, así como evitar levantar barreras nuevas, escribe Nicolás Hernández Sanabria

viernes, 15 de abril de 2022

La espiritualidad y la psiquiatría

Los médicos sabemos que la religión, la fe y, en concreto, la cultura del paciente juega un papel importante en su vida, escribe Nicolás Hernández Sanabria

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: