Eudaldo Báez Galib
💬

Un mortal virus social: la desconfianza

No existe confianza en nuestras instituciones. Las tres ramas de gobierno, por actos propios, han sucumbido a la repulsa social. Además, la clase política es objeto de mofa, excepto por los ciegamente apasionados o con intereses creados y la política está dibujada en la mente del puertorriqueño como un gran pozo pútrido. Con un agravante: los actores no se dan por aludidos.

Otras columnas de Eudaldo Báez Galib

domingo, 20 de septiembre de 2020

Una estela de gloria judicial mancillada

La democracia tiene unas reglas inherentes que dependen de la estructura intelectual de sus líderes. A más deficiencia en las cabezas, más metástasis en el cuerpo político, sentencia Eudaldo Baez Galib

lunes, 14 de septiembre de 2020

Blasfememos: boricuadas sobre el status

Eudaldo Báez Galib indica que desconsuela que el liderato insular, de todo color, que tiene acceso a la política federal mercadee en el patio esperanzas que muy bien saben son falsas

sábado, 5 de septiembre de 2020

La renuncia en la CEE no pone fin a la tragedia

En ese mundo electoral todo se sabe: quiénes, cómo, dónde y hasta el color de las medias. Así que solo la Comisión salva a la Comisión. Tiene la autoridad legal, la capacidad y la obligación moral, dice Eudaldo Báez Galib