Kenneth Rivera Robles
💬

La prioridad: estimular el desarrollo económico

En su mensaje, la gobernadora presentó un presupuesto de fondo general de $10,214 millones. Esta era la cantidad que se había presentado a la Junta de Supervisión Fiscal y a la cual ya la Junta le había requerido una reducción de $169 millones para un total de $10,045. La diferencia entre ambas propuestas está en la reducción de fondos para el seguro paramétrico, los fondos para alinear los salarios de los puestos a través de las agencias y los fondos para la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR). 

Ambas propuestas exceden el límite de los $10 mil millones, algo que históricamente no había pasado. Entendemos la razón del aumento por los gastos extraordinarios a raíz de la situación del COVID-19.  

Hay que recordar que el fondo general se nutre de contribuciones. La fórmula de recaudos contributivos es sencilla, se multiplica la base impositiva (i.e., las personas que pagan contribuciones) por la tasa contributiva aplicable. Para sostener un fondo general de $10 mil millones habría que aumentar la base impositiva o las tasas contributivas. Dado que las tasas no se deben subir, nos parece que la aspiración debe ser aumentar la base impositiva mediante el desarrollo económico. Se debe incentivar que más empresas se establezcan en la isla, ya sea por inversión de capital local o extranjero. La aspiración es aumentar el número total de contribuyentes y no puede ser aumentar las tasas. 

En ocasiones pasadas hemos mencionado que los tres principales escollos para los negocios en la isla son las contribuciones, la energía y los permisos. Todos sabemos que tenemos un sistema contributivo demasiado complicado y con tasas contributivas demasiado altas. En el caso de la energía, la aspiración debe ser mejorar la confiabilidad en el sistema y reducir su costo. Finalmente, en el caso de los permisos, a pesar de varios intentos de agilizar el proceso de obtención de los mismos, este resulta complicado y lento. Estos factores ya han sido señalados hasta la saciedad en varios estudios y foros. Si queremos que ocurra mayor actividad empresarial en la isla estos asuntos deben ser atendidos a la brevedad. 

En este momento hay una oportunidad única de atraer nueva inversión a la isla debido a la iniciativa de “reshoring”, mediante la cual Estados Unidos está incentivando traer de vuelta operaciones comerciales que se están llevando a cabo en particular en China e India. Debemos insertarnos de forma agresiva, creativa y unificada en esta iniciativa que presenta la oportunidad de aumentar nuestra base impositiva en un área en la cual nos destacamos, como lo es la manufactura. 

Nuestro mayor recurso natural es nuestra gente y si queremos desarrollo económico debe ser con personas cualificadas. Debemos dar acceso a una educación de primera, tanto a niveles primarios como universitarios.   Resulta indispensable que sea económicamente accesibl,e por lo que aumentos en la matrícula deben ser nuestra última alternativa. El 16 de junio la Junta pospuso requerir aumentos en los costos de matrícula de la Universidad de Puerto Rico. Se debe intentar extender dicha posposición. 

Una aspiración final es que el gobierno debe tener la voluntad de ajustar su presupuesto una vez pase la situación del COVID-19 operando de una manera más eficiente. 


Otras columnas de Kenneth Rivera Robles

domingo, 9 de agosto de 2020

¿Es justa la exclusión federal?

El Contador Público Autorizado Kenneth Rivera-Robles explica la decisión del juez William G. Young sobre el caso de Peña Martínez v. US

domingo, 2 de agosto de 2020

Duelo congresional de titanes

El Contador Público Autorizado Kenneth Rivera-Robles compara y analiza las legislaciones en el Congreso para atender la crisis económica causada por el COVID-19