Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)
Si no pudimos prevenir la chikungunya es importante que evitemos la picada del mosquito mientras estamos enfermos para reducir el contagio a otros.

Chikungunya es una enfermedad febril causada por el virus que lleva su mismo nombre. Este virus, que desconocíamos hasta hace poco, llamó nuestra atención de inmediato por su nombre curioso y difícil de pronunciar y porque se transmite por el mismo mosquito (Aedes aegypti) del dengue. No se conocía en este hemisferio hasta diciembre de 2013, cuando se presentó en la isla caribeña de St Marteen. Al igual que ha pasado en epidemias de África y Asia, de donde proviene, se ha esparcido rápidamente por el Caribe, afectando a 500,000 personas hasta este momento.

Debido a que nuestra población nunca ha experimentado esta infección y carecemos de anticuerpos protectores, la misma se propaga con mucha facilidad y rapidez en nuestras comunidades. Las medidas preventivas con que contamos son las mismas que los puertorriqueños ya conocemos para evitar el dengue y consisten en reducir la población de mosquitos y evitar su picada:

* Mantener nuestras casas y alrededores libres de envases (por ejemplo, gomas usadas, y floreros, basura) que acumulen agua

* Cubrir puertas y ventanas con tela metálica (“screens”).

* Usar ropa protectora,  incluyendo camisas de manga larga y pantalones largos.

* Eliminar los mosquitos dentro de la casa.

* Utilizar repelente de mosquitos en las áreas del cuerpo que estén expuestas o sobre la ropa.

El chikungunya comienza con fiebre alta de origen súbito entre 3 a 7 días después de la picada del mosquito infectado. Típicamente, la fiebre viene acompañada de dolores de las coyunturas, musculares y erupción en la piel. También puede dar dolor de cabeza, fatiga, nausea, vómitos y conjuntivitis. El cuadro puede durar hasta 7 días, pero algunas personas se mejoran antes. Raramente la enfermedad puede presentar con síntomas neurológicos y algunas personas pueden continuar con dolores de las coyunturas por un tiempo después de haberla pasado.

Si no pudimos prevenir la chikungunya es importante que evitemos la picada del mosquito mientras estamos enfermos para reducir el contagio a otros. Debemos descansar y mantenernos bien hidratados y podemos utilizar acetaminofén para reducir la fiebre y aliviar el dolor. Es muy importante que consultemos a nuestro médico de cabecera quien puede confirmar la infección y prescribir el tratamiento indicado.

chikungunya se ha mudado a este hemisferio y lamentablemente estará entre nosotros por un tiempo. Debemos conocer la enfermedad y cómo prevenirla, pues es nuestra única y mejor defensa.


La autora es directora de Educación Médica del Hospital Episcopal San Lucas Ponce.


💬Ver 0 comentarios