Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

batidas de frutas (horizontal-x3)
Una opción puede ser incluir frutas, vegetales, nueces, semillas y productos lácteos en los batidos. (Shutterstock.com)

El desayuno es considerado la comida más importante del día, ya que a través de ella  interrumpimos el ayuno que se extiende a partir de la última comida del día anterior. Sin embargo, en ocasiones nuestro ajetreado estilo de vida nos impide romper con ese ayuno, llevándonos a perder la oportunidad de recargar nuestros cuerpos con energía saludable. 

Una alternativa que puede ser de mucha ayuda son los famosos smoothies o batidos que incluyan frutas, vegetales, nueces, semillas y productos lácteos, una muy buena opción que brinda comodidad, energía y nutrientes para comenzar el día con el pie derecho. 

A continuación te presentamos algunos ejemplos de recetas fáciles, deliciosas y saludables que puedes preparar.

Smoothie de berries y yogur (Rinde para 1 servicio)

Tiempo de preparación: 5 minutos

* 1 taza de jugo de china 100%

* ½ taza de yogur de vainilla

* ¼ cucharadita extracto de vainilla

* 1 taza “berries” mixtas frescas o congeladas

Procedimiento:

1. Coloca los ingredientes en la licuadora, comenzando con los líquidos.

2. Licua por dos minutos en high o hasta que alcance la consistencia deseada. Raspa el exceso pegado en los lados de la taza y licua por otros 30 segundos.

Smoothie de mantequilla de maní y guineo (Rinde para 1 servicio)

Tiempo de preparación: 5 minutos

* 1 guineo congelado, picado

* 1 cucharadita de mantequilla de maní

* 3-4 cubos de hielo

* ½ taza de leche baja en grasa

Procedimiento:

1. Procese el guineo en la licuadora por 30 segundos. Añade la mantequilla de maní y procesa nuevamente.

2. Agrega los cubos de hielo y procesa hasta que queden un poco triturados.

3. Añade la leche y licua todo hasta tener la consistencia deseada.

SuperSmoothie (Rinde para 1 servicio)

Tiempo de preparación: 5 minutos

* 1 guineo congelado, picado

* ¾ taza de espinacas

* 1 manzana, pequeña, picada

* ½ taza de leche baja en grasa

* 3-4 fresas, picadas

(Opcional – 1 cucharada de linaza molida)

Procedimiento:

1. Licua el guineo, las espinacas, la manzana, la leche y linaza hasta alcanzar la consistencia deseada. Puedes añadir un poco más de leche para una consistencia menos espesa.

2. Raspa los lados de la taza y continúa licuando por unos segundos más.

Recomendaciones:

* Prepara con anticipación la mezcla de alimentos que vayas a incluir en tu smoothie. Puedes guardarlas en bolsas herméticas en la nevera y de esta forma agilizar el proceso durante la mañana.

* Utiliza frutas congeladas para sustituir los cubos de hielo.

* Cuando combines los ingredientes, asegúrate de comenzar con aquellos que sean más blandos o líquidos y continúa con los más duros o sólidos.

* Varía las frutas, vegetales y otros ingredientes a utilizar en tus batidos según tus gustos.   

* Recuerda que mientras más alta sea la cantidad de leche o liquido en el smoothie, menos espesa será su consistencia.

* Los excedentes de tu smoothie se pueden almacenar en tu nevera, hasta un máximo de dos a cinco días, o congelar para crear paletas y otras ricas meriendas. 

La autora es nutricionista dietista. 


💬Ver 0 comentarios