cáncer de mama en los hombres (horizontal-x3)
Es posible que hacer algunos cambios en estilos de vida para reducir el riesgo de cáncer de mama en hombres. (Shutterstock.com)

Si se le pregunta a cualquier hombre que muestre sus senos, te mirará confundido. Los hombres no se imaginan con senos, solo piensan en su pecho o un “pectoral musculoso”. La gran mayoría de los hombres se sorprende al saber que solo es un mito que el cáncer de mama ocurre exclusivamente en mujeres y que la realidad es que también ellos corren el riesgo de desarrollarlo.

Aunque el cáncer de mama es mucho más común en las mujeres, se ve cada más hombres que lo padecen. Ocurre con mayor frecuencia entre hombres de 60 y 70 años. La realidad es que los hombres también tienen tejido mamario. Las estadísticas indican que cerca de 2,000 hombres son diagnosticados con cáncer de seno cada año en Estados Unidos y de estos 400 mueren a causa de esta enfermedad.

Siempre se habla del examen físico y las señales que debe seguir la mujer pero, ¿a qué deben prestarle atención los hombres? Los siguientes son algunos de los signos que deben vigilar y hablar con su médico de inmediato:

* Un bulto en la mama

* Dolor en el pezón

* Un pezón invertido

* Secreciones en el pezón (transparentes o con sangre)

* Úlceras en el pezón y la areola (el pequeño anillo de color alrededor del centro del pezón)

* Ganglios linfáticos dilatados debajo del brazo

¿Pueden los alimentos reducir el riesgo de cáncer de mama?

Ningún alimento o dieta puede prevenir la aparición del cáncer de mama. Sin embargo, algunos alimentos pueden fortalecer el sistema inmunitario y ayudar reducir el riesgo de padecer cáncer de mama. Algunos alimentos a su vez pueden contribuir a controlar los efectos secundarios del tratamiento o ayudar al cuerpo a recuperarse después de este.

Es posible que hacer algunos cambios en estilos de vida para reducir el riesgo de cáncer de mama en hombres. Entre estos se encuentran:

* Mantén un peso saludable y de esta forma reducirás el riesgo de tener cáncer de mama por primera vez y su recurrencia.

* Sigue una dieta baja en grasa. Al reducir las grasas y aumentar las frutas, los vegetales y los granos integrales en tu dieta,  te asegurarás de que tu cuerpo reciba nutrientes y antioxidantes que mejoraran tu salud en general. 

* Evita las grasas trans, las carnes rojas y los alimentos ahumados, ya que las investigaciones establecen una relación entre estos productos y el aumento en el riesgo de cáncer.

* Consume a diario frutas frescas de temporada y hortalizas como tomates, vegetales de hoja verde, pimientos y zanahorias, entre otros.

* Añade a tu dieta alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como nueces, almendras aceite de oliva y pescados.

* Sustituye los cereales refinados por sus cereales integrales y legumbres.

* Evita los fast food (comida rápida) y bebidas azucaradas como refrescos y bebidas de jugos, estos guardan relación tanto con el cáncer de mama como otros tipos de cáncer.

* Bebe mucha agua.

* Aumenta tu actividad física diaria.

Con un diagnóstico temprano es más sencillo y eficaz el tratamiento seleccionado. Si tiene dudas de cómo comenzar a llevar una dieta saludable, consulta un nutricionista/dietista para una evaluación detallada.

El autor es dietista interno de la Universidad del Turabo. Revisado por el licenciado José L. Lozada.


💬Ver 0 comentarios