Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Niño usando la computadora (horizontal-x3)
En verano, los padres pueden ser más flexibles y establecer reglas para el uso de la tecnología. (Foto: Suministrada)

Y ahora, ¿qué hago con la tecnología y mis hijos durante el verano? Esa es la pregunta que se hacen muchos padres, quienes optan por enviar a sus hijos a un campamento. Pero, ¿y los que no tienen presupuesto para pagar un campamento? Esos padres tienen que optar por mantenerlos ocupados por aproximadamente tres meses. Un gran reto, ¿verdad?

No los desconectes, eso es cruel

Los niños entre las edades de 9 a 17 años ya cuentan con un círculo de amigos con el que comparten durante todo el año escolar. Entre los más grandes, muchos tienen teléfono celular por lo que se “textean” o conectan con sus amigos a través de los medios sociales. Supervíselos, pero permítales mantenerse en contacto con sus amigos. Ellos necesitan socializar y desarrollar relaciones saludables. Cortar la comunicación por tres meses entre ellos y sus amigos puede llevarles el mensaje de que los amigos de la escuela son solo eso, de la escuela.

Establece reglas

Durante el año, toda familia debe tener reglas para el uso y el manejo de la tecnología en el hogar, siendo las tareas y la escuela la prioridad para los niños. En verano, los padres pueden ser más flexibles y establecer reglas, como, por ejemplo: No usar tecnología durante la cena o cuando estemos disfrutando en familia, detener el uso de la tecnología dos horas antes de irse a dormir, o permitirles “textear” a tus amigos por 15 minutos en la mañana y 15 minutos en la tarde.

Deja que se aburran

A veces, los padres tienen la percepción de que mantener a sus hijos ocupados en campamento, deportes, ballet, o en otra actividad extracurricular es la alternativa. Eso es incorrecto. Tener el cerebro constantemente ocupado no da espacio al pensamiento crítico ni a la creatividad. Ambas son necesarias para un desarrollo pleno del ser humano. Si has identificado que tu hijo disfruta del arte, adquiere artículos de arte y prepárale un espacio durante todo el verano, en donde pueda dar rienda suelta a su creatividad. Si le gusta construir, adquiere bloques o juegos (no electrónicos) que fomenten su procesamiento en ingeniería.

Saca tiempo para tus hijos

Los padres no dejan de trabajar en verano, aunque muchos optan por tomar sus vacaciones en esta época, tienen que regresar a trabajar. Planifica esas vacaciones sin tecnología. Nadie se va a morir sin ella, te lo garantizo. Cuando regreses a trabajar, separa tus noches para disfrutar con tus hijos en actividades en familia en el hogar. Ya para esta hora, como parte de las reglas, tienen que haber detenido el uso de sus dispositivos electrónicos, por lo que ese rato con sus padres no tendrá precio. Y ese tiempo lo recordarán toda la vida.

Conectar con la familia extendida

El verano es una buena época para reconectar con los abuelos, los tíos y los primos. Planifica actividades o hasta que se queden unos días con ellos. Durante todo el año, nuestros hijos trabajan duro en la escuela y apenas disfrutan de sus seres queridos. Enséñales la importancia de mantener contacto con su familia. Recuerda que no durarás para siempre y son ellos quienes estarán ahí para ellos.

En resumen, durante este verano, mantente conectado y desconectado. Nuestros hijos nacieron en un mundo con tecnología, tenemos que aceptar esa realidad. Sí, es posible convivir con ella. Todo comienza por ti. Da el ejemplo de cómo conectarse y de cómo desconectarse. Después de todo, los niños son el reflejo de los padres.

La autora es consultora de negocios en mercadeo digital y servicio al cliente. Es fundadora del World ADHD Organization (WAO!), una organización que orienta, sirve y aboga por los derechos de quienes padecen de déficit de atención.  Tiene un Bachillerato en Administración de Empresas con concentración en Contabilidad, estudios de maestría en Consejería Psicológica, Literatura, Ciencia y Lenguas Extranjeras. Para información, accede a www.ivelissearroyo.com o llama al 939-881-3197.


💬Ver 0 comentarios