Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Las personas embarazadas necesitan ayuda emocional, sin importar cuántos embarazos ya hayan tenido.
Las personas embarazadas necesitan ayuda emocional, sin importar cuántos embarazos ya hayan tenido. (Shutterstock)

Durante el embarazo, la persona gestante atraviesa cambios fisiológicos, hormonales y emocionales que podrían parecer intimidantes. Por esa razón, debe conocer cuáles son algunas complicaciones a las que se podría enfrentar, cómo prevenirlas y qué hacer si le toca enfrentarlas.

¿Cómo puede una persona embarazada saber que algo anda mal en su embarazo?

“Lo más importante es ir identificando los cambios en el cuerpo”, sostuvo la ginecóloga obstetra Yailis Medina González.

Las pacientes deben estar alertas al dolor que sienten para que sea evaluado, indicó la también catedrática asociada de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico. A su vez, deben estar atentas al sangrado vaginal, pues, pese a que suele ser común, podría indicar otros problemas en el embarazo, aclaró.

Según la médica, la persona embarazada debe estar pendiente de los líquidos que secreta porque podrían ser señal de infecciones que podrían causar un parto prematuro.

El movimiento fetal es otro factor que debe observar. Si no siente ningún movimiento, debe visitar a su profesional de la salud ese mismo día, señaló.

¿Cuáles son los problemas más comunes durante el embarazo?

Durante el primer trimestre, las personas gestantes comúnmente experimentan sangrado, comunicó la doctora. De acuerdo con la enciclopedia MedlinePlus, ese sangrado vaginal puede ocurrir por las siguientes razones: cambios hormonales, una infección, el óvulo fecundado se implanta en el útero o la amenaza de un aborto espontáneo, entre otras.

De igual forma, en ese período, las náuseas también suelen presentarse, añadió Medina González. Pero, algunas personas pueden experimentar vómitos severos que requieren hospitalizaciones, abundó.

En el segundo trimestre, experimentan molestias en el cuerpo, como dolores pélvicos y de espalda, pues el útero está creciendo, precisó la catedrática.

Es el momento más estresante, según la médica, porque se pueden diagnosticar problemas como una placenta que se adhiere en el lugar equivocado o que el feto no se esté desarrollando adecuadamente.

El tercer trimestre va atado a complicaciones de parto prematuro, que es una de las causas más importantes de los nacimientos prematuros, informó la ginecóloga obstetra. Un parto prematuro es el que ocurre más de tres semanas antes de la fecha de parto estimada, indica Mayo Clinic.

En el tercer trimestre hay pacientes que presentan complicaciones de preeclampsia, un síndrome que, después de la semana 20 de embarazo, causa presión alta y problemas en los riñones y otros órganos, según la define la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

También, en este período, pueden desarrollar diabetes gestacional, que, según Medina González, ocurre cuando la paciente desarrolla la afección durante el embarazo.

Durante el período de gestación, los niveles de hormonas aumentan, por lo que el estado emocional de la persona también se afecta.

Si se trata de una gestante con un historial de depresión, ansiedad y estrés, hay que observarla, sostuvo la enfermera partera Yesenia Gómez González. Asimismo, algunas mujeres pueden desarrollar depresión posparto y otras condiciones mentales.

“Es bien importante que ese proveedor de salud pueda darle la confianza a la mamá para que pueda expresar lo que siente”, enfatizó la también profesora de Ciencias de la Salud de la Universidad Interamericana, recintos Metro y Bayamón.

¿Cuán importante es el apoyo familiar?

“Toda mujer debe tener su tribu”, expresó la enfermera partera, en referencia a familiares y amistades dispuestas a asumir tareas de cuidado y acompañamiento en este período de cambio y adaptación.

“Son las que van a ayudar para que, durante el embarazo, pueda tener control y sobre todo verbalizar [...] los miedos [...] Puedes decir: ‘No sé qué me pasa’ [...] Y la abuela te dice: ‘Tranquila, que eso nos da a todas’”, explicó.

Durante el embarazo, hay muchos miedos, especialmente para la mamá primeriza, señaló la profesora.

Según Gómez González, las personas embarazadas necesitan esa ayuda emocional, sin importar cuántos embarazos ya hayan tenido.

¿Cuáles son algunas recomendaciones para prevenir problemas durante el embarazo?

Desde que la persona se entera que está embarazada, debe iniciar su cuidado prenatal con el proveedor que decida, exhortó la enfermera partera. Así se realizan laboratorios de rigor y, si se identifica algo irregular, se puede trabajar antes de que sea una complicación, explicó.

La doctora Medina González agregó que las pacientes embarazadas deben tomar vitaminas prenatales como el ácido fólico, que ayuda a prevenir defectos del tubo neural.

Deben tener una buena nutrición, hacer ejercicio y mantenerse hidratadas, abundó.

Mientras están en el auto, deben colocarse el cinturón debajo de la barriga y no en el centro, pues, si ocurre un accidente, evitan que la tira les haga presión en el útero, aconsejó.

“Y debe vivir feliz. El embarazo no la hace diferente. Es cuidarse y comunicarse bien con su personal de salud”, enfatizó como un apoyo a quienes deciden traer una nueva vida al mundo.

Escúchala y actúa

Las complicaciones relacionadas con el embarazo pueden ocurrir hasta un año después del parto. Si tu persona allegada dice que algo no está bien, apóyala para obtener la atención médica y las respuestas que pueda necesitar. Infórmate sobre los signos de advertencia de una urgencia que necesitan atención médica inmediata. Aquí hay algunos puntos que pueden ayudar con la conversación:

Durante el embarazo

  • Es difícil saber qué es normal con todo lo que está cambiando en este momento. Es mejor consultar a un proveedor de atención médica si hay algo que te preocupa.
  • Es importante que compartamos esta información con tu médico y nos aseguremos de que todo esté bien.
  • Estoy aquí para ayudarte. Hablemos con un proveedor de atención médica para obtener el cuidado que necesitas.

Después del embarazo

  • Es normal sentirse cansada y tener algo de dolor después del parto, pero tú conoces tu cuerpo mejor que nadie. Si algo te preocupa, debes hablar con tu médico.
  • Aunque tu nuevo bebé necesita mucha atención y cuidado, también es importante cuidarte a ti misma.
  • No estás sola. Te escucho. Hablemos con un proveedor de atención médica para obtener el cuidado que necesitas.

Busca más información en la página de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, cdc.gov/HearHer/Spanish.

💬Ver comentarios