Esta nueva zona en la isla privada incluye 38 villas son tipo estudio, o de una y dos habitaciones, con patios-terrazas techadas frente al mar. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

La estampa playera perfecta, o “picture perfect”, como pondrían muchos en un hashtag de Instagram: imagínate una villa privada con vista al mar de aguas cristalinas, con habitaciones separadas, una laguna exclusivamente para un grupo reducido, a pasos un “Moët Bar”, del champán Moët & Chandon, aire acondicionado para que te refresques si el calor te agobia y facilidades del Mandara Spa, porque un masaje mirando el mar es “casi obligado”.

Así es la experiencia que ofrece Silver Cove, el área de las nuevas villas en Great Stirrup Cay, la isla privada de Norwegian Cruise Line en las Bahamas.

Terraza y playa en villas de Silver Cove en Great Stirrup Cay (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Terraza y playa en villas de Silver Cove en Great Stirrup Cay (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

La isla no es nueva, de hecho la empresa de cruceros fue la primera en tener una privada para sus pasajeros. Y aunque este concepto de villas de lujo ya existía, aprovecharon el debut del Norwegian Encore, su nuevo barco, para tirar la casa por la ventana y estrenar estas que fueron uno de los factores ¡Wow! del viaje inaugural que ofrecieron a cientos de invitados.

Ubicadas en uno de los extremos de la isla, que cuenta con 270 acres de extensión y cuya mejor carta de presentación son las impresionantes playas de un azul cristalino tan típico de Bahamas, las 38 villas son tipo estudio, o de una y dos habitaciones, con patios-terrazas techadas frente al mar, equipadas con sillones tipo chaise lounge además de juego de comedor exterior. Pero también el mar se ve desde el interior de ellas, incluyendo desde las habitaciones. El único problema que le vimos es que cuando los visitantes se acuesten en las cómodas camas y vean a través de las puertas de cristal ese mar tan hermoso, quedarán dormidos pensando si lo están soñando o es un verdadero paraíso playero.

El costo de estas villas fluctúa de acuerdo a la temporada, y van desde $499 por los estudios, hasta $1,100 por las más grandes. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
El costo de estas villas fluctúa de acuerdo a la temporada, y van desde $499 por los estudios, hasta $1,100 por las más grandes. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Las villas tipo estudio son más pequeñas y no tienen habitaciones separadas, pero son más económicas y proveen un espacio privado para un grupo máximo de seis personas. La de una habitación, para un máximo de 10 personas, tiene cama King y sala ampliada, y las de dos dormitorios, con capacidad hasta para 16 personas, tiene comedor privado y en la habitación principal tienen bañera de hidromasaje y ducha. En cada uno de los casos puede añadir otras personas por un cargo adicional por cada uno, hasta un máximo permitido de 12, en las de una habitación y de 20, en las de dos.

Están equipadas con área de sala-comedor, con sofá cama, televisor, nevera-bar pequeña y baño completo. Como extras, puede pedir desde vinos, cócteles y champán o cualquier bebida que se le antoje, pero quienes tienen paquetes de bebida, pueden seguir usándolo en la isla sin costo adicional. Además del nuevo bar para saborear una buena copa de champán, con terraza al aire libre, los huéspedes tienen acceso exclusivo al restaurante y bar Silver Cove, que tiene un menú distinto solo para ellos y la comida, está incluida.

Con todos esos elementos de exclusividad y mimos, se puede pensar que es suficiente razón para reservar una de estas villas, pero hay más. Tienen un área de recepción privada, puede reservar un masaje del Mandara Spa y la joya de la corona es la playa privada que más parece una laguna, por sus aguas tranquilas.

Cualquier pasajero puede reservarlas, pues estas no son exclusivas de quienes viajen en The Haven, el área privada de lujo de los barcos de Norwegian. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Cualquier pasajero puede reservarlas, pues estas no son exclusivas de quienes viajen en The Haven, el área privada de lujo de los barcos de Norwegian. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

El costo de estas villas fluctúa de acuerdo a la temporada, y van desde $499 por los estudios, hasta $1,100 por las más grandes. Estos precios siempre están sujetos a revisión y deben verificarse al momento de reservar. La demanda por ellas se anticipa que será bastante alta, por lo que la recomendación es reservar con anticipación. Cualquier pasajero puede reservarlas, pues estas no son exclusivas de quienes viajen en The Haven, el área privada de lujo de los barcos de Norwegian. En la eventualidad de que las condiciones del tiempo no permitan llegar hasta la isla (no tiene muelle, se llega en botes tipo tender), el dinero es reembolsado completo.

Aunque estas son las nuevas y en las que probablemente todos quieran estar, en la isla son numerosas las opciones de villas y cabañas, ubicadas en otros sectores, todas con costo adicional. Para quienes no reservan villas o cabañas, Great Stirrup Cay también tiene numerosas facilidades, como playas, abundantes sillones y sombrillas donde descansar gratis y actividades con un costo como un nuevo zip line de más de 3,000 pies de largo. También varias áreas de comida incluida y bares. Igualmente en ellos, como en las cabañas, también puede usarse ela oferta de bebida si la ha comprado en el barco. Las excursiones desde allí son numerosas e incluyen desde nado con mantarrayas hasta la muy popular para nadar con cerditos. Habrá más novedades, ya que continúan haciéndole mejoras.

Great Stirrup Cay también tiene numerosas facilidades, como playas, abundantes sillones y sombrillas donde descansar gratis. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Great Stirrup Cay también tiene numerosas facilidades, como playas, abundantes sillones y sombrillas donde descansar gratis. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)


💬Ver 0 comentarios