Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Es innegable la fascinación que sentimos por los dibujos estampados en piedras, lo que atesoramos en diversos lugares de la Isla. Se trata del arte rupestre de los taínos. También nos encantan las antiguas centrales azucareras, los puentes, haciendas y faros, entre otras instalaciones, que en su momento formaron parte de nuestra vida como pueblo, y hoy son patrimonio nacional.

Son la perfecta excusa para pasear aprendiendo. A tales efectos pedimos a la arqueóloga Laura Del Olmo Frese, directora del Programa de Arqueología y Etnohistoria del Instituto de Cultura Puertorriqueña, a que nos ayudase a diseñar una Ruta Turístico-Arqueológica para Puerto Rico. No lo pensó dos veces.

Para efectos prácticos dividimos la información en zonas: Norte, Sur, Este -que incluye Vieques y a Culebra-, Oeste y Central. Estas rutas van a ser publicadas en esta sección “Sal de Paseo”, durante los próximos meses. Hoy comenzamos con la Ruta del Norte.

Existen numerosos lugares arqueológicos que forman parte de estas rutas. Se incluyeron algunas cuevas con petroglifos -las más conocidas y visitadas- y/o petroglifos en las piedras de ríos. En Puerto Rico hay muchas otras cuevas con petroglifos, pero algunas son poco accesibles y para llegar a ellas hay que caminar mucho, o tienen acceso difícil y peligroso; o están en fincas privadas. Por ello no se incluyeron aquí.

De otra parte sí se incluyeron en la Ruta los museos que tienen exhibición de piezas arqueológicas, y varias estructuras históricas.

Según explica Del Olmo Frese, la arqueología comprende no sólo lo indígena, sino también hay arqueología histórica (haciendas, faros, fuertes, cementerios, edificios, etc.) y arqueología industrial (centrales azucareras, puentes, etc.).

Es importante que al visitar estos lugares ayuden a conservarlos y a cuidarlos. No deben tirar basura en esas áreas, contaminarlas ni dañarlas.

A pesar de que los petroglifos están elaborados en rocas, presentan vulnerabilidad ante los factores ambientales como procesos de meteorización y, especialmente, ante la intervención humana.

Entre las normas más importantes a la hora de visitar los petroglifos están el no pintar, no aplicar tizas u otras sustancias que produzcan fricción, no pisar, no modificar los grabados ni intervenirlos y no aplicar agua sobre estos.

“En el caso de las aplicaciones de agua a las rocas con petroglifos para clarificar las figuras, es una práctica mala, ya que si se efectúa en las horas que las rocas están calientes por el impacto del sol, se produce fragmentación por choque térmico, contribuyendo así al deterioro de las figuras”, sostuvo Del Olmo Frese.

Ruta Costa Norte

• Arecibo


Cueva del Indio: La vista panorámica es estupenda y dentrode la cueva hay numerosos petroglifos. Residente del área ofrece área de estacionamiento, servicios y refrescos a bajo costo, justo en la entrada. A la cueva se accede por una escalera no muy segura, por lo que hay que ser muy cuidadoso. Localizada en el sector Punta Las Tunas del barrio Islote, carr. PR-681 hasta el sector Punta Tunas.

• Barceloneta


Ruinas de la Central Plazuela: Central azucarera que llegó a ser la única fuente económica del pueblo a principios del siglo XX. Para finales del siglo XIX en la zona había una serie de ingenios azucareros que fueron cediendo ante el empuje de la Hacienda Plazuela.

El inglés Cornelio Kortright y su esposa francesa Sisí, adquirieron la Hacienda Plazuela. Al morir Kortright compró la hacienda Rafael Balseiro Maceira. Paralelamente, Bonocio Llenza estableció la Central Catalana que, luego, fue la Central Plazuela de Eduardo Georgetti. Balseiro y Georgetti habían comprado la Florida Agrícola y la convirtieron en la Compañía Balseiro y Georgetti.

 Fue la fase del oligopolio que concentró la producción azucarera del barrio Florida Arriba y de toda Barceloneta en una sola industria de gran poderío. Para los años de 1930 – 1931, la Central Plazuela tenía una capacidad de molienda de 1400 toneladas de caña cada 24 horas. Localizada cerca del centro urbano de Barceloneta, carr. 681.

Museo Centro Cultural: Tiene en exhibición dos osamentas indígenas y materiales arqueológicos de diferentes yacimientos. Abre de lunes a viernes, de 8 a.m. a 4:30 p.m. Tel. (787) 846-4199. En avenida Georgetti #57.

Cueva de los Tamarindos: Tiene petroglifos indígenas. Los terrenos son privados, por lo que se recomienda coordinar la visita con personal del Centro Cultural. Tel. (787) 846-4199. Localizada en el barrio Palmas Altas, se accede por un camino rústico que se encuentra en el km 1.8 de la carretera 681.


• Manatí

Cueva de las Golondrinas: Mar chiquita es una de las playas más visitadas en Manatí. Está muy cerca de la Cueva de las Golondrinas, donde se puede apreciar una maravilla de la naturaleza poco común, la unión de una estalactita con una estalagmita. Además, hay petroglifos indígenas en las paredes de la cueva. Localizada en carr. 685 y, luego, 648.

• Vega Baja

Antigua estación del tren: Consiste en la estación y edificios asociados al sistema de tren de circunvalación, de finales del siglo XIX. El terminal principal de la estación aún está íntegro. Localizada en carr. 688, barrio Cabo Caribe.

Central San Vicente: Fundada por Manuel López Landrón, como Hacienda San Vicente, en 1850. Su viuda se casó con Leonardo Igaravidez, conde de Cabo Caribe, quien compró las plantaciones vecinas e instaló maquinaria francesa en 1872, produciendo 2,300 toneladas de azúcar centrifugada en su primera cosecha en 1874.

En 1896 pasó a manos de Rubert Hnos. Para 1932 llegó a producir 32,056 toneladas de azúcar. Cerró luego de la cosecha de 1967. Estuvo en funcionamiento desde 1872 hasta 1967. Los remanentes incluyen dos chimeneas, parte de un horno, una grúa, paredes de ladrillo y concreto, tanques y partes de una máquina de vapor “Farrel”. Localizado en carr. 688, barrio Cabo Caribe.

Ermita de la familia Otero Martínez: Construida en 1886 por requerimiento de don Francisco Otero Martínez, quien nació en Vega Baja en 1844 y murió en 1908. Esta estructura y sus detalles arquitectónicos la hacen un ejemplo importante del arte funerario en la Isla. Localizada en el Antiguo Cementerio de Vega Baja, Carr. 670.

• Dorado

Museo de Arte e Historia de Dorado: Exhibición de objetos arqueológicos. Abre de lunes a sábado de 8 a.m. a 4 p.m. Tel. (787) 796-1030. Localización en calle Méndez Vigo, esquina calle Juan Francisco, Pueblo.

• Toa Baja


Ruinas de la Ermita de la Candelaria: Se identifican los restos estructurales de la Ermita, inaugurada en el año 1735. Bendecida el 3 octubre de 1779, por el obispo Fray Manuel Jiménez Pérez. La ermita era la iglesia contenida dentro de la Hacienda el Plantaje, el gran ingenio propiedad de Miguel Henriquez, quien llegó a ser uno de los hombres más ricos de Puerto Rico durante la primera mitad del siglo XVIII. Se localiza en la carr. 860, barrio Sabana Seca.

• Cataño


Fortín del Cañuelo: Fue construido en el siglo XVII, primero en madera y más tarde en piedra, próximo a la Isla de Cabras, en medio del mar, durante los años de la colonización española. Su nombre verdadero es Fuerte de San Juan de la Cruz, y fue mandado a construir por el gobernador Gabriel de Rojas como parte del sistema defensivo para la ciudad capital. Es parte del Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco. Localizado en la carr. 870, Palo Seco.

Ruinas Lazareto, Isla de Cabras: Construido en 1883. Fueutilizado como estación de cuarentena y leprocomio. Se encuentran tres estructuras, un cementerio y un embarcadero. Durante la Segunda Guerra Mundial el Ejército de Estados Unidos construyó cuatro baterías anti aéreas tipo Panamá, cuyas ruinas aún se observan en el lugar. Está localizado en la carr. 870, Palo Seco.

• Guaynabo


Ruinas de Caparra: Caparra fue el primer poblado fundado en Puerto Rico y la primera capital de la Isla. En 1508, Juan Ponce de León construyó una casa-fuerte de mampostería y piedra que sirvió como su hogar y sede de gobierno. Sus ruinas son testigo del inicio de la sociedad puertorriqueña. El museo muestra, en paneles didácticos, el proceso de formación de la vida urbana del país. Abre de lunes a viernes, 8 a.m. a 4:30 p.m. Tel. (787) 781-4795. Localizado en carr. PR- 2, km 6.4.

• San Juan

Ventanas arqueológicas en Casa Blanca: Construida en 1524, sirvió de defensa a la ciudad y de residencia a los descendientes de Juan Ponce de León hasta mediados del siglo XVIII. Su valiosa colección de muebles y objetos decorativos ilustran el ambiente y estilo de vida doméstica de las familias acomodadas de San Juan de los siglos XVI yXVII.

 

En cada habitación de la casa se observan unas “ventanas arqueológicas” que permiten entender las técnicas y los materiales de construcción utilizados para levantar las paredes de esta edificación. Horario: miércoles a domingo de 8:30 a.m. - 4:30 p.m. Tel. (787) 725-1454. Localizada en la calle San Sebastián # 1, Viejo San Juan.


💬Ver 0 comentarios