Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El Servicio de Parques Nacionales anunció ayer que aprobó un plan para eliminar la venta de agua embotellada en envases plásticos, la que entraría en vigor en los próximos 30 días.

El caso es que contabilizaron y descubrieron que el 20% de la basura acumulada en este emblemático destino de Estados Unidos corresponde a las botellas plásticas que contienen el apreciado líquido; y el 30% corresponde a otros materiales reciclables..

Los visitantes podrán utilizar contenedores reusables en estaciones donde se les proporcionará agua, de manera que no se ingrese aquí con las consabidas botellitas.

El director del Servicio de Parques, Jon Jarvis, había vetado esta prohibición en el Gran Cañón a finales del 2010.

Más tarde un exsuperintendente del lugar levantó la sospecha de que la firma Coca-Cola Co., un gran producto de agua embotellada, ejerció influencia indebida sobre este parque.

Dato que la Coca-Cola negó en su momento. Jarvis delineó posteriormente política pública en torno a las prohibiciones en sus parques.


💬Ver 0 comentarios