El destilador Sam Garbutt verifica los controles de la destilería en East London Liquor Company en Londres. (AP Photo)

En la actualidad, muchas personas tienen sed no solo de una bebida, sino también de saber de dónde proviene. El “turismo de bebidas espirituosas” está en auge en todo el Reino Unido, con la aparición de marcas artesanales y micro destilerías, así como por tener la base mundial de muchas marcas de bebidas destiladas.

La destilería Bombay Sapphire, por ejemplo, produce sus icónicas botellas azules de ginebra en una antigua fábrica de papel en Hampshire, Inglaterra. La ginebra ha estado disfrutando de un renacimiento, según Wine and Spirit Trade Association, por lo que marcas globales bien establecidas han tratado de mejorar sus productos.

“Cuando salió Bombay Sapphire hace 30 años, en 1986, probablemente había un puñado de ginebras en el mercado. Ahora estamos viendo alrededor de 200 nuevas ginebras en el mercado cada año solo en el Reino Unido”, indicó Sam Carter, portavoz de Bombay Sapphire.

La destilería Bombay Sapphire, en Laverstoke Mill, recibe más de 100,000 visitantes al año. (AP Photo)
La destilería Bombay Sapphire, en Laverstoke Mill, recibe más de 100,000 visitantes al año. (AP Photo)

De hecho, más de 100,000 personas al año pasan por la famosa destilería. Junto con los recorridos, Bombay Sapphire ofrece clases magistrales de cócteles, clubes de cenas botánicas y recorridos hortícolas por el área de conservación circundante.

La maestra destiladora de Bombay, Anne Brock, ve el auge del turismo de bebidas espirituales como una respuesta al deseo público de “ir y conocer a los fabricantes”. “La gente está encontrando su destilería local. Están disfrutando de esa bebida espiritual y continúan desde allí y exploran otras áreas”, mencionó Brock.

The Black Cow Distillery

Para una experiencia diferente, los visitantes pueden viajar a The Black Cow Distillery, una granja orgánica en West Dorset, Inglaterra, donde el productor lechero Jason Barber y su amigo Paul “Archie” Archard comenzaron una marca de vodka en 2012.

La familia de Barber ha estado haciendo queso durante más de dos siglos, y la pareja hace vodka de lo que queda de ese proceso. “Las bebidas de marca premium, especialmente, hablan de la calidad de sus materiales y de dónde proviene, y tradicionalmente, los licores siempre se hicieron con lo que quedaba de la mesa”, explicó Archie.

Barber espera que los visitantes de Black Cow vean que “estamos haciendo algo nuevo, estamos avanzando un poco. Estamos considerando cómo estamos cultivando, considerando cómo estamos haciendo las cosas. Y es encantador lograr que la gente vea el campo y lo vea de una manera diferente”, comentó.

Destilería The Black Cow, localizada en Beaminster, al sur de Inglaterra. (AP Photo)
Destilería The Black Cow, localizada en Beaminster, al sur de Inglaterra. (AP Photo)

East London Liquor

De vuelta en la bulliciosa capital, la compañía East London Liquor produce vodka de trigo británico, tres ginebras y whisky London Dry-style. Con sede en una histórica fábrica de pegamentos en Bow Wharf, la destilería tiene un bar adjunto donde los huéspedes pueden disfrutar de una bebida mientras observan la producción a través de una pared de vidrio.

“¿Qué es mejor que sentarse aquí con un martini y ver cómo se hace?”, mencionó el fundador y ex camarero Alex Wolpert. Wolpert comentó que fundó East London Liquor hace varios años para democratizar el alcohol, produciendo algo local, independiente y asequible. La compañía ofrece un tour de whisky, ginebra y destilería mixta.

“Cuando han tenido ese tipo de participación táctil y sensual en el proceso, han recogido los frutos, se crea una relación”, añadió Wolpert. “Entonces, estás, por defecto, construyendo defensores de lo que hacemos al tenerlos en el espacio de producción”.

Destilería Aberfeldy

Finalmente, ningún viaje de turismo de bebidas espirituales está completo sin una visita a Escocia. La destilería Aberfeldy de Dewar en Highland ha estado produciendo whisky escocés desde 1898 y ofrece degustaciones tradicionales de whisky, un tour de licuadoras de lujo y un tour de cata de whisky y chocolate.

“Estamos viendo que la gente realmente quiere profundizar. Quieren saber cómo se produce el whisky y quieren tener experiencias diferentes”, mencionó el experto en whisky Simon Robinson. “Creo que la procedencia, la sostenibilidad y contar una historia detrás del líquido son cada vez más importantes”, agregó.

Varios visitantes disfrutan de un recorrido por la bodega de la destilería Dewar’s en Aberfeldy, donde han producido whisky escocés desde 1898. (AP Photo)
Varios visitantes disfrutan de un recorrido por la bodega de la destilería Dewar’s en Aberfeldy, donde han producido whisky escocés desde 1898. (AP Photo)


💬Ver 0 comentarios