Luego de una importante inversión económica, el área de Plaza Sésamo ya está abierta al público en el parque SeaWorld Orlando.

Prepara la cámara, que Elmo, Big Bird, Cookie Monster, Ernie, Abby Cadabby, Oscar the Grouch y Rosita, entre otros, te están esperando y listos para una foto en Sesame Street de SeaWorld Orlando. ¿Es que se presenta desde allí el famoso programa televisivo que ha dejado huellas y pasado de generación en generación desde fines de la década de los 60?

No, pero en ese parque de Orlando se encargaron de traerlo a la vida haciendo que por primera vez puedas caminar en todo el mundo temático de Sesame Street, mejor que si estuvieras en un set de televisión. En tu día de visita puedes ver y entrar en edificios verdaderos, disfrutar de una réplica de todos los lugares emblemáticos de la serie televisiva que alcanzó popularidad por despertar ternura, creatividad y emociones infantiles que hoy se trasladan a muchos adultos.

El desfile diario incluye todos los personajes de la serie de televisión, incluyendo a Carmita. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
El desfile diario incluye todos los personajes de la serie de televisión, incluyendo a Carmita. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Y precisamente el despertar esas emociones tiernas e infantiles fue el efecto primero que tuvo Sesame Street en los visitantes que estuvieron en el “preview” a la prensa ayer, un día antes de la apertura al público en general que fue hoy. “Crecí viendo Sesame Street y escuchar las canciones, ver cómo lo revivieron y encontrarme con los personajes, me emocionó”, dijo Dennise una exitosa bloguera de parques de atracciones.

En un mundo donde la tecnología se impone a la imaginación y donde no es fácil entretener a los niños con personajes tiernos con mensajes educativos, el primer vistazo a Sesame Street logró demostrar que sí se puede y no solo eso, que todavía nos mueven la simpatía, la inocencia y el deseo de ser creativos con lo simple. Cuando Elmo, Abby Cadabby y Rosita dieron la bienvenida en una breve y sencilla ceremonia, se abrió todo un mundo de posibilidades y de experiencias temáticas diferentes en un parque de Orlando.

Atracción Slilmeys Slider, un mini parco pirata. (Gregorio Mayí / Gregorio Mayí)
Atracción Slilmeys Slider, un mini parco pirata. (Gregorio Mayí / Gregorio Mayí)

Pero no se trata de ternura de manera pasiva; la tecnología y elementos sofisticados de las atracciones modernas, están muy presentes porque después de todo hay que mantener la esencia pero estar a tono con los tiempos. “Tenemos más de 30 diferentes atracciones y sorpresas interactivas, como las que suceden cuando tocas el timbre de algunas puertas, o como el poder diseñar su propio monstruo en una pantalla y cuando lo terminan vas a otra pantalla donde puedes cambiarlo de color. También en las ventanas, donde se pueden ver personajes como Elmo y que se activan con la varita mágica de Elmo”, dijo Maribel Alicea, portavoz del parque.

 Ese juguete, que seguro será muy popular también sirve para lanzar burbujas, y tiene un costo de $30 según nos dijeron en una de las tiendas. Alicea dijo que todo elque ha visto el programa de Plaza Sésamo, identificará los lugares emblemáticos, por eso tu visita va mucho más allá de que los niños suban a las atracciones. ¡Querrás tomar muchas fotos en el Jardín de Abby Cadabby, en el Laundry, en la Ventana de Elmo y en la dirección más famosa de la calle, la 123 y con los personajes! Además te gustará ver de cerca a uno de los más tiernos, el enorme Big Bird, el ave amarilla que tiene su nido para recibir a los niños y luego les leerá cuentos, precisamente en el número 123 de la calle.

Big Bird atendiendo a los niños. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Big Bird atendiendo a los niños. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Las atracciones incluyen la montaña rusa “Super Grover’s Box-Car Derby”, que antes era el Shamu Express, el “Abby's Flower Tower”, el “Elmo Choo Choo Train” y el “Slilmey’s Slider”, que te mueve de un lado a otro. Todas ideadas para niños. “Rubber Duckie Water Works por su parte tiene chorritos de agua para ayudarnos un poco con el calor de Florida”, dijo Alicea.

Además para no perderse es el Sesame Street Parade. En este, que es el primer desfile diario en la historia de SeaWorld, el parque impresionó con un espectáculo visual y musical colorido, divertido  y muy interactivo. Con un despliegue de todos los personajes de Plaza Sésamo, que bajan de las carrozas, también hay bailarines y todos juntos forman tremenda fiesta en la calle.

Edificio 123. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Edificio 123. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

Tiendas y comida

En la zona, que se encuentra frente al Shamu Stadium, donde antes se ubicaba el Shamu’s Happy Harbor, está Mr. Hooper’s Store, con mercancía de Sesame Street, alguna exclusiva de Orlando, donde abundan los peluches, la ropa y juguetes con Elmo y otros personajes.

Blueberry Icee (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Blueberry Icee (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

También hay comida, vendida en Food Trucks, con tiritas de pollo, pollo a la parrilla y sándwiches de queso, además de bebidas como batidas con los nombres de los personas como “Big Bird’s Pinneaple”, “Abby’s Strawberry” y Icee azul de “raspberry” con vanilla (las galletas azules tampoco faltan). “Es decir un menú para complacer a los niños y a los padres”, nos dijo el ponceño Chef Héctor Colón,  quien ha estado cargo de diseñar los menús temáticos de las nuevas áreas de SeaWorld.

Sesame Street, cuya historia original empezó el 10 de noviembre de 1969 en la televisión estadounidense y se ha llevado a más de 100 países en versiones locales, ha sido considerada la serie televisiva educativa más famosa de todos los tiempos. La zona temática y todas sus atracciones están incluidas en el precio de admisión de SeaWorld Orlando.

Varitas de Elmo. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)
Varitas de Elmo. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)


💬Ver 0 comentarios