Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una hoja otoñal me recibe en Venezia. Colores anaranjados y rojizos seducen la alborada. Casas de techos piramidales y rociados de terracota nutren de visualidad al panorama. El transporte regional circunda la zona en silencio: no hay interrupciones para reflexionar sobre los misterios de estas islas-tras-islas en las aguas.


💬Ver 0 comentarios