Los ojos rojos son un síntoma notable de algún virus o bacteria, pero, combinado con dolor o pérdida de visión, puede ser una señal de alguna condición más complicada.
Los ojos rojos son un síntoma notable de algún virus o bacteria, pero, combinado con dolor o pérdida de visión, puede ser una señal de alguna condición más complicada. (Shutterstock)

Picor, ardor y enrojecimiento en los ojos son los síntomas más comunes de las infecciones oculares. Lo cierto es que, aunque son incómodas, las infecciones en los ojos son fáciles de identificar para recibir un tratamiento que alivie los síntomas lo antes posible.

Los ojos rojos son un síntoma notable de algún virus o bacteria. Sin embargo, el doctor Ian Piovanetti, expresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Oftalmología, aclaró que, combinado con dolor o pérdida de visión, puede ser una señal de que se debe buscar un examen con un oftalmólogo lo antes posible. “Usualmente, cuando hay ojo rojo relacionado con dolor puede ser algo más serio que una infección. Incluso, puede ser una señal de una enfermedad seria que, de no atenderse, cause la pérdida de visión”, alertó.

De igual forma, las condiciones oculares no siempre son infecciosas ni se tratan de la misma manera. ¿Qué debemos saber? A continuación, las cinco infecciones de los ojos más comunes en Puerto Rico:

1. Conjuntivitis

Según Piovanetti, la conjuntivitis aguda es la infección ocular más común. Esta se divide en tres tipos: viral, bacteriana y alérgica. Las primeras dos se presentan con ojos rojos y son altamente contagiosas.

“En su mayoría, los casos por conjuntivitis son virales y no requieren gotas antibióticas, pero deben ser tratadas por un médico para aliviar los síntomas”, dijo el oftalmólogo. Sin embargo, la conjuntivitis bacteriana requiere gotas antibióticas y se reconoce por producir más secreciones. Mientras que la conjuntivitis alérgica se distingue por provocar picor. Por lo general, la conjuntivitis no representa una amenaza a la visión y debería desaparecer entre siete a diez días.

Síntomas: ojos rojos, escozor y picor; sensación de arena en los ojos, sensibilidad a la luz, secreción más espesa al despertar y lloriqueo.

2. Blefaritis

Esta es una infección que ocurre en el borde del párpado, donde crecen las pestañas. “Esto se ve como una caspa y un enrojecimiento en el borde del párpado. Suele ser una infección para toda la vida como la caspa en la cabeza”, explicó el especialista. Esta condición se puede controlar con limpieza regular en los párpados. Según Piovanetti, lo más común es lavarse las pestañas con champú de bebé, porque no arde.

Para controlar los síntomas de la blefaritis es importante mantener los párpados, la piel y el cabello limpios. Además, se debe visitar al oftalmólogo, ya que puede requerir antibiótico.

Síntomas: enrojecimiento y picor en los párpados, ardor o dolor, costra o caspa en la base de las pestañas y orzuelos recurrentes.

3. El orzuelo

El orzuelo es bastante reconocido por la protuberancia parecida a un grano que se forma en los bordes exteriores de los párpados. Puede afectar los párpados inferiores o superiores, y causar orzuelos internos o externos. Comúnmente, requiere gotas antibióticas.

Entre los tratamientos para aliviar los síntomas se recomienda aplicar un paño tibio y húmedo en los dos párpados durante 20 minutos varias veces al día, y usar jabón suave con agua para limpiar los párpados. Además, se requiere suspender el uso de lentes de contacto y maquillaje hasta que desaparezca la infección. Es importante consultar al médico, si el dolor o la hinchazón empeoran, incluso con tratamiento. Un orzuelo debería desaparecer en unos siete a diez días.

Síntomas: dolor o sensibilidad, picazón o irritación, e hinchazón, lagrimeo constante y costras alrededor de los párpados.

4. Celulitis de los párpados

“Un orzuelo te puede llevar a una celulitis en los párpados, que es una infección del párpado en sí”, explicó Piovanetti. La celulitis de los párpados ocurre cuando los tejidos del ojo se infectan y es contagiosa. Por lo general, es causado por una lesión, como un rasguño, en los tejidos de los ojos que introduce bacterias infecciosas. “Generalmente, esta condición hace que se hinche todo el párpado a diferencia del orzuelo que es solo un área”, añadió.

En la mayoría de los casos, el médico ordenará antibióticos orales y la infección debe mejorar en días. De seguir así y no lograr controlar la infección el médico deberá drenar líquido del área infectada o recomendará una cirugía.

Síntomas: enrojecimiento e hinchazón en los párpados, hinchazón en la piel de los ojos. Por lo general, no tendrá ningún dolor o molestia en los ojos.

5. Infección de la córnea (queratitis)

La causa principal para las úlceras en la córnea es el uso de lentes de contacto. La córnea es la capa transparente que cubre la pupila y el iris. La queratitis ocurre cuando la córnea se infecta. “Lo más importante para las úlceras es evitarlas con la higiene en el uso de lentes de contacto. Se deben utilizar lentes desechables, o quitárselos y limpiarlos todos los días”, sostuvo el oftalmólogo con 28 años de experiencia.

Esta condición no siempre es infecciosa, pero, de tenerla, requiere gotas antibacterianas recetadas por un especialista. Cuando es viral, no hay manera de eliminar el virus, pero se suministran medicamentos antivirales para detener la infección. Sin embargo, los síntomas pueden volver a presentarse.

Síntomas: enrojecimiento e hinchazón, lagrimeo constante, secreción anormal, dolor o malestar al abrir y cerrar los párpados, pérdida de algo de visión o visión borrosa, sensibilidad a la luz y sensación de tener algo atorado en el ojo.

“La higiene que debemos tener para evitar infecciones oculares es la misma que usamos para evitar el COVID-19: el lavado de manos constante”, destacó el expresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Oftalmología.

Entre las recomendaciones del experto están: no tocarse los ojos, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, evitar el contacto de desinfectantes con los ojos y limpiar los lentes de contacto a diario.

Por lo general, los síntomas asociados a las infecciones oculares desaparecen con los días. Si tienes síntomas graves o pérdida de visión, busca atención médica de inmediato. Mientras más rápido se detecte y trate la infección, menor es el riesgo de complicaciones ¡Protege la salud de tus ojos!

💬Ver comentarios