El programa 'Oldies Clan' ofrece talleres de artesanías, manualidades y tecnología.
El programa 'Oldies Clan' ofrece talleres de artesanías, manualidades y tecnología. (Suministrada)

Para mantener a la comunidad de adultos mayores activa y con experiencias enriquecedoras, el Centro Inés reafirmó su compromiso con esta población y continuará su programa ‘Oldies Clan’, que ofrece talleres de artesanías, manualidades y tecnología.

La entidad sin fines de lucro recibió un donativo de $50 mil por parte de MCS Foundation para financiar este proyecto que provee actividades recreativas para mantener a los adultos mayores activos, productivos y saludables. La subvención forma parte de la campaña de recaudación de fondos, ‘La Lucha’, que promueve MCS Foundation. Como parte de esta iniciativa, en septiembre, la fundación otorgó $455 mil a nueve organizaciones sin fines de lucro que impacten la salud, educación y desarrollo económico de la población de adultos mayores.

El Centro Inés, fundado en 1998, tiene como misión ofrecer servicios educativos, recreativos, sociales y terapéuticos, dirigidos principalmente a niños y adultos mayores, con el fin de mejorar su calidad de vida. Actualmente, el programa impacta a más de 250 adultos mayores, en su mayoría mujeres mayores de 60 años, a través de diferentes iniciativas.

A darles un nuevo propósito de vida

El enfoque del programa ‘Oldies Clan’ es terapéutico debido a que las diferentes actividades y programas disponibles buscan prevenir la depresión y el aislamiento de los adultos mayores y fortalecer sus habilidades cognitivas, dijo Jannette Acevedo Pérez, directora de la fundación.

Por medio de este programa, el Centro Inés ofrece cursos de artesanías y manualidades, que se realizan mediante diez cursos por semestre. Al culminar los talleres, los participantes celebran lo aprendido por medio de una exhibición de los proyectos que completaron. Entre las ofertas educativas están cursos de tejido, bordado, mosaico, pirograbado, costura, cerámica, talla en madera, entre otros.

“Ellos descubren que, incluso a su edad, pueden crear cosas hermosas y encontrar un nuevo propósito en la vida”, mencionó Acevedo Pérez.

Agregó que las actividades tienen un impacto positivo en el sistema cognitivo, destrezas motoras, prevención de artritis y pérdida de movimiento en sus manos. Además, impacta el ámbito social debido a que tienen la oportunidad de compartir con otros adultos mayores, señaló la directora de la organización.

Acevedo Pérez destacó que, como parte del programa, se les brinda cursos sobre el uso de la tecnología. “En un curso básico de cuatro clases, aprenden a usar su teléfono inteligente, a utilizar su e-mail, aplicaciones, escanear documentos, entre otras”, añadió.

Adicional a los cursos, la organización ofrece charlas y orientaciones sobre prevención de accidentes y enfermedades, manejo adecuado de enfermedades, seguridad en el hogar, seguridad financiera y servicios disponibles públicos y privados. Además, realizan excursiones de turismo interno a diferentes pueblos de la isla.

Acevedo Pérez indicó que el respaldo de MCS Foundation ha sido clave para impulsar las labores de la entidad. “MCS Foundation fue la primera organización que nos aprobó fondos exclusivos para los adultos mayores”, narró.

La organización cuenta con iniciativas para mantener a esta población activa, productiva y saludable.
La organización cuenta con iniciativas para mantener a esta población activa, productiva y saludable. (Suministrada)

Un impacto real en Centro Inés

Idalia García Valentín ha sido testigo del impacto que Centro Inés tiene en la comunidad. La mujer de 80 años, quien conoció la entidad por medio de su fundadora, Inés Figueroa, contó que la experiencia en dicho Centro le ha brindado la oportunidad de encontrar nuevos horizontes. Inicialmente, llegó a la organización como estudiante de los talleres de tejido y cerámica. Luego, García Valentín se convirtió en maestra de un curso intermedio de tejido.

“Como maestra y estudiante me envuelvo con todo. Los problemas y todo lo que pueda tener se quedan en mi casa. Al Centro Inés, voy a participar, a disfrutar y a olvidarme de todo”, expresó.

Mediante estos talleres, García Valentín explicó que comparte con otras personas y asiste a las actividades que el Centro ofrece. “Nunca tuve la oportunidad en mi vida de ir a una gira y ahora, después de vieja, cada vez que hay una gira voy porque me encanta y uno las disfruta”, declaró.

Pese a sus 80 años, García Valentín aseguró que se siente de menor edad, pues le gusta mantenerse activa. “Me ha ayudado mucho a ver la vida diferente, a actuar diferente, a hacer cosas diferentes”, sostuvo.

Apoyo tras el huracán Fiona

Tras el paso del huracán Fiona, Centro Inés se unió a la iniciativa ‘Puerto Rico Saludable’, que impulsó MCS Foundation para ayudar a los damnificados por el ciclón. Por medio de este evento, se entregaron suministros y se ofrecieron servicios de salud a adultos mayores.

Acevedo Pérez relató que, tras el paso del fenómeno atmosférico y ante la falta de servicio eléctrico, abrieron las puertas del Centro Inés para que las personas pudieran ir a recargar sus equipos electrónicos y utilizar el servicio de internet.

Toda persona que desee apoyar al Centro Inés o conocer más sobre su labor, pueden encontrarlos en las plataformas de Facebook e Instagram. Además, pueden comunicarse al 787-706-0465, o a través de su página web centroines.org. Asimismo, aquellas personas interesadas en ayudar a las comunidades vulnerables, pueden realizar donativos por medio de mcs-foundation.org.

💬Ver comentarios