La apnea es una de las razones más frecuentes para los fuertes ronquidos, aunque otras causas, como las alergias, también puede provocarlos.
La apnea es una de las razones más frecuentes para los fuertes ronquidos, aunque otras causas, como las alergias, también puede provocarlos. (Shutterstock)

Dormir de lado, una almohada especial, una cama de posiciones o un aerosol nasal podrían ayudar a que una persona controle sus ronquidos, pero, el escenario ideal es que se pueda identificar qué produce realmente ese sonido, destacó el neumólogo Jesús Casal.

Para el director médico del Centro de Desórdenes del Sueño del Hospital Auxilio Mutuo, la identificación de la causa de ese sonido fuerte es esencial para saber si implica riesgos en la salud. Probablemente, ese ronquido evita que tengas un descanso saludable y profundo, y afecta el sueño de tu pareja, de ser el caso. Pero, además, podría significar una alerta de que estás enfrentando un trastorno del sueño, llamado apnea.

La apnea obstructiva del sueño es un problema que ocurre cuando la respiración se detiene mientras estás dormido, y ocurre porque las vías respiratorias se estrechan o bloquean parcialmente, según se especifica en la página Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

“La apnea es una condición bien frecuente, tanto en hombres como mujeres. La gente piensa en hombres gordos que roncan, pero, después de los 50, es frecuente en ambos. Es una condición que puede afectar al 18% de los hombres y al 9% de las mujeres. Es una obstrucción parcial o total del aire que, si no se trata, puede conllevar aumento en la presión arterial, latidos del corazón en aumento, estrés adicional al funcionamiento del corazón y riesgo de infarto cerebral”, señaló el profesional de la salud.

Los cambios de estilo de vida, como eliminar el alcohol y bajar de peso, pueden ayudar aliviar esta condición.

También, enumeró el médico, se puede recomendar el uso de una máscara sobre la nariz y la boca, prótesis orales, almohadas especiales que mantengan la cabeza levantada en un ángulo de 35 a 40 grados y dormir de lado. Como las personas suelen virarse boca arriba cuando están durmiendo, lo que no se recomienda, el doctor indicó que también se puede sugerir el uso de unos cinturones que evitan el movimiento y que la persona se mantenga de lado.

Aclaró que los ronquidos no pueden asociarse únicamente con trastornos como la apnea, pues personas con alergias que producen congestión nasal pueden producir ese sonido fuerte. Indicó que, muchas veces, con la ayuda de un alergista, se puede controlar esta situación nocturna. También, algunos aerosoles nasales pueden ayudar.

Si se identifica que la persona padece reflujos, una cama de posiciones podría ser útil. “Si se sabe qué lo causa, se puede buscar la mejor manera para intervenir”, dijo.

Casal enfatizó en que es importante atender y controlar estos ronquidos que podrían interrumpir el sueño, porque si no se descansa profundamente en el tiempo recomendado de siete horas o más, la salud física y emocional se verán afectadas.

“El sueño tiene unas funciones. El descanso mental, emocional y físico tiene un rol importante en la consolidación de la memoria. Si duermes siete o más horas, las cosas se te olvidan menos. Quien no duerme bien también tiene problemas emocionales, de ansiedad, depresión y problemas para manejar el estrés… Si el obstáculo para ese descanso es roncar, hay que resolverlo. Descansar se asocia a mejor calidad de vida”, apuntó el especialista.

💬Ver comentarios