A partir de los 40 años, todos los varones deben visitar a un médico primario para que, a través de pruebas y laboratorios, puedan prevenir enfermedades.
A partir de los 40 años, todos los varones deben visitar a un médico primario para que, a través de pruebas y laboratorios, puedan prevenir enfermedades. (Shutterstock)

De acuerdo con el Perfil demográfico de la población de edad avanzada: el mundo y Puerto Rico, la expectativa de vida de la mujer es 85 años y para el hombre es 78 años. Hay varios factores que están relacionados con esa diferencia, y uno de ellos es que hay unas enfermedades que afectan más a los hombres que a las mujeres.

“Es por la genética. Son enfermedades que son más comunes en un sexo, que en otro. Por ejemplo, la diabetes y la alta presión son más comunes en varones. Esto se da por el mero hecho del sexo, del cromosoma Y. A eso se suman las enfermedades hereditarias, si hay un patrón en la familia de algunas enfermedades como el cáncer, que tiene unas mutaciones a nivel genético, pues ponen en riesgo a los familiares, como el cáncer de colón o pancreas”, indicó Adelaida Ortiz, internista general y catedrática auxiliar de la Escuela de Medicina del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico.

La doctora agregó que, en el caso de la diabetes, los hombres son más propensos a padecerla por herencia.

“La diabetes se da porque tu cuerpo es resistente a la insulina, y esa resistencia los varones la heredan. La insulina es la hormona que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía”, mencionó Ortiz.

La publicación Blueprint For Men’s Health A Guide to a Healthy Lifestyle señala que entre los factores que influyen en que la expectativa de los hombres sea menor que la de mujeres están que los varones no se cuidan tanto ni adoptan estilos de vida saludables como lo hacen las mujeres. Tampoco buscan atención médica cuando la necesitan.

Ortiz coincidió con esto y sumó que es más usual que los varones fumen –un 16% versus un 7% en mujeres– y eso tiene que ver con que desarrollen enfermedades respiratorias o pulmonía; y que los hombres tienden a ser obesos, lo que genera otras condiciones.

“Es importante hablar del peso. En Puerto Rico el 30% de la población general es obesa, pero, en adultos, es 45 %. Eso también se asocia a la resistencia a la insulina, a la alta presión, a que los niveles de lípidos en la sangre sean inapropiados, a los cánceres. Estos pacientes tienden a tener dolor en las articulaciones, artritis y las complicaciones de una cirugía son mayores. Yo puedo enviar a un paciente obeso a una cirugía de una articulación y ese paciente está a más riesgo de que esa articulación se infecte que un paciente que no es obeso”, sostuvola doctora.

Ortiz destacó que la principal causa de muerte en Puerto Rico son las enfermedades cardíacas. Estas incluyen: ataques, fallos coronarios, enfermedades congénitas, infarto agudo de miocardio y aneurisma aórtico.

Un ataque al corazón se da cuando las arterias que suministran sangre al corazón se obstruyen, cortando el suministro de oxígeno. Sin ese oxígeno, partes del corazón mueren o funcionan mal. La insuficiencia cardíaca congestiva sucede cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre. Esta placa está compuesta de colesterol, calcio y productos de desecho celulares normales. Cuanta más placa, menos sangre puede fluir hacia el corazón y otros órganos. Cuando la placa se rompe, causando coágulos de sangre que bloquean una arteria que si está cerca del corazón, produce un ataque al corazón y si ocurre cerca del cerebro, provoca un accidente cerebrovascular, explica Blueprint For Men’s Health.

En cuanto al cáncer, los más comunes en hombres son los de próstata, colorrectal, pulmón y piel, según la Sociedad Americana contra el Cáncer. Se calcula que el cáncer de próstata, el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal representan el 43% de todos los diagnósticos de cáncer en hombres en 2020. Ortiz informó que tanto el diagnóstico como la mortalidad del cáncer de próstata han ido en aumento. Por esa razón, exhortó a los hombres que tengan problemas de orina o cuyo historial familiar tenga casos de este cáncer a que visiten a su médico.

Para todas las condiciones en general, la catedrática de la Escuela de Medicina recomendó que, a partir de los 40 años, todos los varones tengan un médico primario para que, a través de pruebas y laboratorios, puedan prevenir estas enfermedades.

“Lo más que nos preocupa es la presión alta. Lo normal es menos de 120/80, si está por encima de eso, no se va a medicar al paciente, pero tiene que cambiar estilos de vida para bajar esa presión, que pueden incluir hacer ejercicio y eliminar los alimentos altos en grasa”, mencionó.

Otra razón para visitar al médico, dice, es revisar que la secuencia de vacunas esté al día.

“No podemos olvidar que las vacunas salvan vidas. Las personas que tienen 50 años o más tienen que vacunarse contra la culebrilla porque si tuvieron varicela, ese virus se queda durmiendo en el cuerpo y puede darles esta enfermedad. Para el tétanos, hay que vacunarse cada diez años y para la influenza, anualmente. Todas estas enfermedades también impactan al varón”, puntualizó la galena.

💬Ver comentarios