Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Cuando se organizan las comidas, se  ahorra dinero y se promueve la salud.
Cuando se organizan las comidas, se ahorra dinero y se promueve la salud. (Shutterstock)

Ir al supermercado supone una inversión de tiempo y dinero. Para las personas con diabetes, el gasto económico aumenta cuando añaden alimentos saludables a su lista. De acuerdo con la nutricionista Jennifer Suárez, la sana alimentación es una de las formas de mantener la condición bajo control.

“Cuando controlamos la diabetes, podemos tener calidad de vida”, comentó.

Sin embargo, ahorrar, estar poco tiempo en el supermercado y elegir alimentos saludables, no siempre es tarea fácil. Reconociendo esta realidad, la especialista ofreció algunas recomendaciones para ahorrar dinero y tiempo en las salidas al supermercado sin sacrificar la salud.

Reconocer el compromiso con la condición

La diabetes ocurre cuando el cuerpo no produce insulina o no la utiliza correctamente. Esta situación repercute en altos niveles de azúcar en sangre, de acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes. Según Suárez, el primer paso para tomar el control de la diabetes consiste en reconocer si se está en un peso adecuado y si los métodos de cocción de alimentos que se utilizan controlan la condición.

“Para organizar las comidas y hacer la compra, es bien importante que uno tenga en cuenta la condición médica. Eso te va ayudar mucho, cuando vayas a hacer la selección de los alimentos o vayas a cocinar, a tener mucho cuidado, ya sea con los ingredientes; con cómo preparas la comida; los métodos de cocción, y cuánta cantidad, o sea la porción que te estás sirviendo”, explicó.

Evaluar los ingresos

En segundo lugar, Suárez recomendó observar cuántas personas hay en el hogar y cuál es la cantidad de dinero que se tiene. De esa forma, se sabrá a qué supermercado puede ir y cuánto debe comprar. Para una persona que vive sola en su hogar, la especialista recomendó que, de ser posible, fuera a un supermercado pequeño a comprar para una semana.

Establecer un plan junto a un profesional de nutrición

Al momento de pensar en las comidas, la licenciada sugirió que el plan de alimentación se haga de la mano de un profesional. Esta acción también le permitirá a la persona conocer cuáles serán los alimentos que consumirá a lo largo de la semana.

Relató que, desde su experiencia, le resulta útil adquirir alimentos frescos y, cuando se agotan, consumir congelados. “Todo va a depender del hogar”, subrayó para, luego, insistir en la importancia de evaluar el presupuesto de la persona.

Aún así, aconsejó tener en cuenta que las pastas, harinas y panes fueran integrales con tres a cinco gramos o más de fibra. De igual forma, instó a seleccionar frutas frescas y evitar jugos, refrescos y azúcares refinados, especialmente en las cremas como la avena. Finalmente, indicó seleccionar lácteos bajos en grasa o descremados.

Hacer una lista

Una vez se conocen los alimentos que se consumirán durante la semana, es fundamental anotarlos. Según la profesional, hacer una lista es la mejor forma de ahorrar tiempo y dinero porque permite planificar los alimentos, a la vez que limita las posibilidades de gastar más dinero del previsto.

Insistió en seleccionar los alimentos dejándose llevar únicamente por la lista. “Vas directo a los pasillos que tienen tus productos y te vas”, comentó.

Otras recomendaciones

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, en inglés) aconsejan, en una guía dedicada a padres, ahorrar dinero al utilizar los especiales del supermercado. De igual forma, estipulan que la marca de la tienda suele ser más económica, de manera que es otra opción.

Asimismo, recomiendan comprar frutas y vegetales de temporada, porque “suelen ser más baratas”, según la guía.

Por otra parte, la Universidad de Rhode Island, mantiene su propio documento para ahorrar tiempo y dinero en el supermercado.

Entre sus recomendaciones, se encuentra almacenar alimentos básicos tales como: atún, pasta y salsa de tomate; reducir la adquisición de dulces; y evitar ir de compras con hambre.

No sacrifiques tu salud

Cuidar la salud es fundamental para evitar mayores complicaciones. Suárez subrayó la importancia de una buena planificación para prevenir el desarrollo de otras condiciones.

“Cuando nosotros organizamos lo que son las comidas, número uno vamos a ahorrar dinero… pero lo más importante no es el dinero, lo más importante es que voy a tener buena salud”, argumentó.

De igual forma, insistió en consultar con el profesional de nutrición cualquier cambio en la rutina de alimentación.

Finalmente, fomentó que el cuidado de la diabetes sea colaborativo y que la comunicación con cada una de las personas que atienden la condición sea efectiva.

“Yo creo que la mejor receta para las personas con diabetes, para mantenerla bajo control, es que el equipo multidisciplinario esté bien conectado; ese doctor, ese generalista, endocrinólogo, internista… (que) estén todos conectados”, concluyó.

💬Ver comentarios