Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Las mujeres pueden cultivar una fortaleza mental que les ayude a vivir plenamente.
Las mujeres pueden cultivar una fortaleza mental que les ayude a vivir plenamente. (Shutterstock)

Madres, esposas, cuidadoras y trabajadoras: estas son algunas palabras que suelen asociarse con las mujeres. Desde pequeñas, se les adscriben múltiples roles como si fueran etiquetas inherentes a su género, mas son estereotipos construidos y reproducidos socialmente. Ante estas presiones, las mujeres pueden cultivar una fortaleza mental que les ayude a sacudirse y vivir libres plenamente, mientras, colectivamente, luchan por la equidad de género.

“Las mujeres tenemos una carga bien grande en la sociedad”, sostuvo en entrevista la neuropsicóloga Liza San Miguel Montes. Por esa razón, el desarrollo de una fortaleza mental es una forma de resiliencia. La Real Academia Española define la resiliencia como la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente o estado perturbador.

Considerando el panorama al que se enfrentan las mujeres, San Miguel Montes compartió nueve ejercicios que pueden realizar para cultivar una fortaleza mental que les permitirá manejar situaciones adversas que se les presenten.

1. Integrar ejercicio físico

Caminar al menos 10 o 15 minutos diariamente por la mañana o por la tarde beneficia áreas del cerebro.
Caminar al menos 10 o 15 minutos diariamente por la mañana o por la tarde beneficia áreas del cerebro. (Shutterstock)

La neuropsicóloga señaló que caminar al menos 10 o 15 minutos diariamente por la mañana o por la tarde beneficia áreas del cerebro. Al mismo tiempo, esta actividad también ayuda a despejar la mente, añadió.

“Vivimos en un país súper sedentario”, comentó la doctora. En enero, los Centros para el Control y Detección de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron unos mapas sobre la inactividad física en los estados de Estados Unidos. Los resultados apuntaron a que Puerto Rico posee, con un 49.4 por ciento, la mayor prevalencia de sedentarismo.

La profesional de la salud recomendó, incluso, que utilicen las escaleras y no los elevadores, ya que ayuda a la salud física y emocional. Cuando se realiza una actividad de manera repetitiva, los niveles de ansiedad bajan, explicó.

“Al trabajar con tu cuerpo físico, también ayudas a tu salud emocional”, precisó.

2. Exponerse al sol

Al exponerse a la luz solar, se activa el sistema de enfoque, por lo que, más allá de una fortaleza mental emocional, las mujeres pueden desarrollar una fortaleza mental cognoscitiva.
Al exponerse a la luz solar, se activa el sistema de enfoque, por lo que, más allá de una fortaleza mental emocional, las mujeres pueden desarrollar una fortaleza mental cognoscitiva. (Shutterstock)

Después de levantarse, la exposición al sol, con los respectivos cuidados para la piel y los ojos, también puede ser beneficiosa. Una investigación realizada por estudiantes de la Universidad Brigham Young demostró que los rayos del sol mejoran el estado de ánimo de una persona.

La médica detalló que, al exponerse a la luz solar, se activa el sistema de enfoque, por lo que, más allá de una fortaleza mental emocional, las mujeres pueden desarrollar una fortaleza mental cognoscitiva, término relacionado con el conocimiento.

3. Sonreír

Si sonríes, tu cerebro percibe que estás contenta y eso ayuda a tu estado de ánimo.
Si sonríes, tu cerebro percibe que estás contenta y eso ayuda a tu estado de ánimo. (Shutterstock)

Sonreír por voluntad propia, y no porque un hombre lo pide por satisfacción personal, es otra forma de apoyar el bienestar general.

“Si sonríes, tu cerebro percibe que estás contenta y eso ayuda a tu estado de ánimo”, informó San Miguel Montes.

Cuando una persona sonríe, su cerebro libera pequeñas moléculas llamadas neuropéptidos que asisten en la reducción del estrés, indica el sistema de salud hospitalario SCL Health.

4. Amanecer en un estado de gratitud

La mentalidad de gratitud genera una sensación de bienestar e influye en el estado de ánimo.
La mentalidad de gratitud genera una sensación de bienestar e influye en el estado de ánimo. (Shutterstock)

Para cultivar fortaleza mental, una sugerencia es identificar cosas positivas en sus vidas por las que se sienten agradecidas, añadió la neuropsicóloga. Esa mentalidad de gratitud genera una sensación de bienestar e influye en el estado de ánimo, explicó. “Somos cuerpo, mente y energía”, expresó.

5. Escribir en un diario

Contar con un diario para escribir sobre los sentimientos es otra forma de ejercitar el cerebro y canalizar las emociones.
Contar con un diario para escribir sobre los sentimientos es otra forma de ejercitar el cerebro y canalizar las emociones. (Shutterstock)

Contar con un diario para que, así, por la noche, puedan tomarlo y escribir un sentimiento es otra forma de ejercitar el cerebro y canalizar las emociones. Quizás, la emoción de la que se escribe es negativa, distinguió la doctora. Luego, romper la página es un ejercicio liberador. Entonces, en una nueva hoja, la recomendación es escribir tres emociones o sentimientos positivos, guardar esas palabras y leerlas al día siguiente.

“El lenguaje es bien poderoso”, reconoció. Escribir esas palabras y leerlas predisponen a la mujer a tener pensamientos más positivos, pues permanecerán a nivel inconsciente.

6. Realizar ejercicios de visualización

Visualizar de forma positiva ayuda a contrarrestar las comunicaciones internas que podrían ser negativas.
Visualizar de forma positiva ayuda a contrarrestar las comunicaciones internas que podrían ser negativas. (Shutterstock)

Cuando se preparen para realizar cualquier actividad como, por ejemplo, una presentación oral, la médica sugirió que se visualicen, de forma positiva, para contrarrestar aquellas comunicaciones internas que podrían ser negativas.

7. Realizar una actividad a la vez

Lo mejor para fortalecerse a nivel cognoscitivo y mental es estar presente en una sola actividad.
Lo mejor para fortalecerse a nivel cognoscitivo y mental es estar presente en una sola actividad. (Shutterstock)

“Cuando nos crían [a las mujeres], nos enseñan que nosotras podemos hacer multitasking [...] y nos vemos obligadas a hacerlo [...], pero, eso no es lo ideal”, señaló la neuropsicóloga. Lo mejor para fortalecerse a nivel cognoscitivo y mental es estar presente en una sola actividad, así la mente se enfoca, explicó.

8. Respirar detenidamente

Cuando sientas ansiedad o tengas la mente ajetreada, puedes inhalar por dos segundos y exhalar detenidamente en un conteo de cuatro segundos.
Cuando sientas ansiedad o tengas la mente ajetreada, puedes inhalar por dos segundos y exhalar detenidamente en un conteo de cuatro segundos. (Shutterstock)

Cuando sientan ansiedad o cuando tengan la mente ajetreada, pueden realizar el siguiente ejercicio de respiración: inhalar por dos segundos y exhalar detenidamente en un conteo de cuatro segundos. San Miguel Montes recomendó que realicen este ejercicio dos o tres veces diariamente para así mantenerse relajadas, atentas y enfocadas.

“Parece cliché [...], pero no son cosas tan fáciles de implementar [...] sobre todo para las mujeres [...] que tenemos tantos retos”, reflexionó.

“Por situaciones, por la crianza o la historia, pues hemos tenido un rol de segunda clase. Pero eso no es cierto. Nosotras somos importantes [...] Es bien importante que reconozcamos que ‘yo valgo’”, concluyó con una sonrisa en su rostro.

💬Ver comentarios