PRESENTADO POR
Salud Mental
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
¿Sufres alguna consecuencia emocional por el COVID? Hay alternativas

Enfrentar las secuelas y aprender a manejar las emociones desde un espacio seguro es posible

Nota de archivo
Esta historia fue publicada hace más de 6 meses.
Es momento de recapitular nuestras vidas y buscar ayuda. (Shutterstock)

La pandemia del COVID alteró la manera de vivir y el día a día de los puertorriqueños. De acuerdo con la directora de Salud Mental de Comprehensive Human Services Corporation (CHS), doctora Begoña Rivera, estas alteraciones fueron drásticas y dramáticas, lo que causó a y estrés prolongado en la población. Sin embargo, existen estrategias comprobadas para el manejo saludable de los efectos del COVID en la salud mental. Desde un espacio seguro, y de la mano de psicólogos capacitados, esta organización sin fines de lucro ofrecerá apoyo psicológico gratuito.

Durante la pandemia, la iniciativa se implementó, con resultados positivos, con los cuidadores de los hogares de cuidado prolongado de adultos mayores. Ahora, ante la necesidad de ayuda que aún persiste y la limitación de acceso a los servicios de salud, en especial los de salud mental, CHS le ofrece a la población una oportunidad para manejar los síntomas que experimentan después de un trauma como es la angustia provocada por los eventos catastróficos consecutivos que ha atravesado la isla.

La doctora Rivera aseveró que, de alguna manera u otra, todos en Puerto Rico fuimos impactados por los cambios que trajo la pandemia. “Sufrimos angustia, porque desconocíamos qué era la enfermedad, cómo se transmitía, qué podía ocurrirnos a nosotros y cómo lo trabajaríamos con nuestros familiares. A eso, hay que sumarle que tuvimos que mantenernos aislados y cambiar nuestro estilo de vida. Muchos padres tuvieron que dejar sus trabajos para atender a sus hijos y ayudarlos en las materias escolares”, especificó Rivera.

Por su parte, el administrador de CHS, licenciado Bill Anthony Resto, indicó que las estadísticas del Departamento de Salud reportaron casi medio millón de pruebas moleculares para detectar la presencia del virus y 700 mil de otras pruebas positivas, lo que también redundó en estrés y angustia.

“A eso, le añadimos que el 24 % de la población en Puerto Rico son adultos mayores, de más de 60 años, muchos de ellos, con problemas cognoscitivos o discapacidades, y, debido a la pandemia, se quedaron sin recursos de apoyo. Al igual que los niños que se vieron afectados, expuestos al maltrato y ahora muchos atraviesan rezagos académicos; las relaciones que se vieron impactadas por la convivencia; los que se quedaron aislados y sufrieron estragos económicos; los jóvenes que transformaron su dinámica social y hoy tienen menos destrezas de comunicación, así como la inflación, los cambios laborales y los duelos por las casi seis mil muertes que ocurrieron por complicaciones del COVID, impidiendo que muchos pudieran estar con sus familiares durante su enfermedad y la muerte”, abundó.

A tales efectos, la psicóloga explicó que “psicológicamente, buscamos una estabilidad, por eso, cuando se tiene la oportunidad de compartir sus experiencias en grupos como estos, se puede identificar cuánto fuimos afectados y los traumas que se arrastran. Ciertamente, el COVID ha ocasionado una angustia prolongada que crea inestabilidad emocional, ansiedad o depresión”, puntualizó.

“Es momento de recapitular nuestras vidas y buscar ayuda. Gracias al Fondo de Recuperación Fiscal Estatal y Local del Coronavirus, estamos ofreciendo la oportunidad de ayuda gratuita y servicios de Sesiones de Desahogo Emocional o Debriefing. Esta es una técnica que comenzó después de las guerras, cuando los soldados presentaban síntomas de los efectos postraumáticos, y se dieron cuenta de que necesitaban ayuda para ventilar esos recuerdos traumáticos, y las emociones que experimentaban, similar a lo que hoy presentamos por el COVID”, explicó la psicóloga.

La especialista añadió que “todos tenemos síntomas postraumáticos debido a la pandemia que podemos manejar en estos grupos, con un máximo de 15 personas. Vamos a tener un psicólogo experimentado manejando estas emociones. Se hace a nivel grupal, porque es bien efectivo cuando estamos en un grupo y vemos que la mayoría de las personas se sienten similares y dejan de sentirse solas. Esto, de por sí, tiene un efecto terapéutico”, aseveró.

Las sesiones se ofrecen de lunes a viernes entre 10:00 a.m. a 7:00 p.m., y están dirigidas por psicólogos experimentados en manejo de crisis. Tienen una duración de dos horas, y serán a través de la plataforma Zoom. Las personas mayores de 18 años interesadas pueden llamar al 787-774-3323, donde un coordinador les orientará en detalle sobre el servicio gratuito y se acomodarán, según el horario que mejor se ajuste a su disponibilidad.

CHS es una corporación sin fines de lucro que trabaja con poblaciones marginadas. “Queremos que las personas sepan que estamos en la mejor disposición de ayudarlas y que tienen un lugar seguro para poder ventilar y ayudarlas a manejar, sin costo, esta situación que nos ha afectado a todos”, subrayó la psicóloga.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o editado por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: