Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La concentración del dióxido de carbono en la Estación Espacial Internacional es de 5,000 mil partes por millón, contrario a las 400 partes por millón que se respira usualmente en la Tierra. (NASA)
La concentración del dióxido de carbono en la Estación Espacial Internacional es de 5,000 mil partes por millón, contrario a las 400 partes por millón que se respira usualmente en la Tierra. (NASA)

Los astronautas y cosmonautas en la Estación Espacial Internacional podrían respirar dentro de pronto aire mucho más puro y con menos gasto de energía gracias a tecnología basada en un material que se creó en un laboratorio del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

💬Ver comentarios