Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El espionaje clandestino permite a los hackers informarse de la ubicación, los contactos y los mensajes del usuario cada 60 segundos (EFE).

Washington – Un grupo de hackers no identificados aprovecharon puntos débiles en los programas de los teléfonos inteligentes de Apple para acceder al menos durante dos años a los datos de usuarios en aplicaciones como iMessage, WhatsApp, Telegram, GMail y Google Hangouts, indicaron investigadores de Google.


💬Ver 0 comentarios