En una misión de SpaceX y la NASA, universitarios de Puerto Rico estudiarán el origen y desarrollo de planetas y estrellas jóvenes.

El primer satélite de fabricación puertorriqueña, el Puerto Rico CubeSat NanoRocks-2, también conocido como PR-CuNaR2, finalmente será colocado en órbita como parte de la Misión 23 (SpX-23) de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y SpaceX, pautada para despegar en un cohete Falcon 9 el 18 de agosto del año en curso.

El satélite, diseñado y construido por estudiantes de la Escuela de Ingeniería del Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana, pasó la última ronda de pruebas, por lo que recibió la certificación para ser desplegado. El artefacto forma parte del proyecto ElaNa 36 de NASA, o Educational Launch of Nanosatellites, una iniciativa de la agencia espacial para atraer y retener estudiantes de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) y que le permite a NASA realizar investigaciones en tecnologías emergentes para utilizar en misiones a futuro.

El satélite, que comenzó a desarrollarse hace tres años y en el que han participado alrededor de 25 estudiantes, está construido de aluminio, celdas fotovoltaicas, baterías y otros materiales aprobados para ser utilizados en el espacio. El PR-CuNaR2 pesa 5.6 libras y mide cuatro pulgadas de ancho por cuatro pulgadas de largo y 12 pulgadas de alto. En su interior, el satélite boricua contiene unas micropartículas de acero inoxidable y silicio que emulan asteroides.

Estas micropartículas estarán en movimiento mientras el satélite esté en el espacio. Los movimientos y colisiones de las micropartículas serán grabadas y fotografiadas como parte de una investigación científica que persigue estudiar el origen y el desarrollo de planetas y estrellas jóvenes. Esta parte de la misión se llevará a cabo en colaboración con el Instituto Espacial de Florida y el Departamento de Física de la Universidad de Florida Central (UCF).

Según detalló el profesor Amilcar Rincón Charris, el lanzamiento del PR-CuNaR2 será desde Cabo Cañaveral, Florida. Ese día, el satélite será lanzado en la cápsula Cargo Dragon C208 hasta la Estación Espacial Internacional (EEI). El recorrido, desde el despegue hasta su llegada a la EEI, durará aproximadamente nueve horas.

“Luego de haber pasado las pruebas de conexiones eléctricas, dimensiones, masa, funcionalidad e integración final, llevadas a cabo por la empresa Nanoracks al PR-CuNaR2, podemos anunciar que Puerto Rico tendrá su primer satélite en el espacio tan pronto como el 29 de agosto. Con este logro Puerto Rico se convierte en uno de los pocos países en haber lanzado un satélite al espacio y aportar al estudio y la investigación científica de la formación del cosmos”, enfatizó Rincón Charris.

Una vez el satélite llegue a la EEI, se esperará para lograr una órbita de 56 grados, cuando el satélite será lanzado al espacio mediante un brazo extensible que tiene la empresa Nanoracks en la EEI. El PR-CuNaR2 permanecerá en órbita alrededor de la Tierra por dos años.

Rincón Charris sostuvo que se escogió la órbita de 56 grados porque en dicha órbita el satélite pasará más veces por Puerto Rico que en otras órbitas. “El satélite pasará sobre Puerto Rico dos veces al día, por espacio de 10 minutos. En ese momento, el equipo del satélite, que estará ubicado en el recinto de Bayamón de la Interamericana, podrá conocer a través de telemetría y vídeos, lo que está ocurriendo con el satélite y recolectará los datos provistos para su posterior análisis y publicación”, indicó.

El profesor Amilcar Rincón Charris posa junto con los estudiantes Jesús Marrero Colón, Wlihem Sánchez Rodríguez y Carlos Vergara Quiles frente a las oficinas de Nanoracks en Houston, Texas.
El profesor Amilcar Rincón Charris posa junto con los estudiantes Jesús Marrero Colón, Wlihem Sánchez Rodríguez y Carlos Vergara Quiles frente a las oficinas de Nanoracks en Houston, Texas. (Gabriel López Albarrán)

La órbita escogida también está diseñada para atraer lentamente al satélite de regreso a la atmósfera en el periodo de dos años antes mencionado. Una vez ingrese a la atmósfera, el artefacto se desintegrará debido al intenso calor generado por la fricción. Sin embargo, el PR-CuNaR2 puede orbitar por más tiempo. Junto al satélite boricua, serán lanzados otros cuatro satélites que forman parte del proyecto ElaNa 36.

Por su parte, el presidente de la institución, el licenciado Manuel J. Fernós, elogió el trabajo del profesor Rincón Charris y de todos los estudiantes del recinto de Bayamón que han sido parte de este gran logro para Puerto Rico y para la Universidad Interamericana.

“Hoy Puerto Rico asciende un escalón en su desempeño y aportación académica. Este logro es más significativo al reconocer la persistencia de todo el equipo, en continuar con los trabajos enfrentando momentos de grandes dificultades y retos como han sido los vividos durante la pandemia. Su determinación, es hoy el regocijo y la celebración de todo un pueblo”, manifestó.

Mientras, el gerente de misión en Nanoracks, Jake Cornish, expresó sentirse emocionado de poder lanzar al espacio el PR-CuNaR2. Según explicó, ha trabajado con el satélite puertorriqueño por los pasados dos años. “Yo he estado trabajado en Nanoracks por más o menos dos años ya, así que el satélite PRQ92 (PR-CuNaR2) fue uno de los primeros satélites en el cual yo trabajé. Es muy emocionante por fin ver todo nuestro esfuerzo concluir y ver el satélite ser lanzado en el Falcón 9 de SpaceX”, sostuvo.

Para el estudiante de ingeniería de computadoras Wilhem Sánchez Rodríguez, quien lleva participando del proyecto desde que inició estudios universitarios hace cuatro años, el proceso de desarrollar el PR-CuNaR2 “ha sido un camino de mucho aprendizaje, donde no siempre sabíamos todo y teníamos que aprenderlo en el camino”.

7 de julio de 2021. Oficinas Nanoracks, Houston, Texas.
Entrega del satélite PRCUNAR 2 del Proyecto de la Escuela de Ingeniería del Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico supervisado por el Profesor Amilcar Rincón Charris. El satélite fue entregado a personal de Nanoracks por el Profesor Rincón y tres de sus estudiantes de ingeniería Jesús Marrero Colón, Wlihem Sánchez Rodríguez y Carlos Vergara Quiles.
7 de julio de 2021. Oficinas Nanoracks, Houston, Texas. Entrega del satélite PRCUNAR 2 del Proyecto de la Escuela de Ingeniería del Recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico supervisado por el Profesor Amilcar Rincón Charris. El satélite fue entregado a personal de Nanoracks por el Profesor Rincón y tres de sus estudiantes de ingeniería Jesús Marrero Colón, Wlihem Sánchez Rodríguez y Carlos Vergara Quiles. (Gabriel López Albarrán)

Por su parte, Jesús Marrero Colón, quien también cursa estudios en ingeniería de computadoras, comentó que laborar en el satélite boricua ha sido una experiencia que le ha motivado a seguir creando. Mientras, Carlos Vergara Quiles, quien estudia ingeniería eléctrica, añadió que se siente orgullo porque “este es un proyecto que nunca se ha visto en Puerto Rico y que motiva a futuras generaciones”. Tanto Marrero Colón como Vergara Quiles llevan dos años participando en el proyecto universitario.

Este proyecto ha contado con el auspicio y el apoyo del NASA Puerto Rico Space Grant Consortium, UCF, la Universidad de Michigan, el Instituto Espacial de la Florida, la compañía Aerospace Corp. y las empresas locales Engiworks y Precision Experts.

Una vez el satélite PR-CuNaR2 entre en órbita, se podrá ver su trayectoria desde la página de la Universidad inter.edu y desde la página del satélite prcunar2.org. En ambas páginas de Internet podrán también obtener información adicional del satélite, así como en las redes sociales de la Interamericana en Facebook, Twitter e Instagram en @interpuertorico.

Otros datos sobre el PR-CuNaR2

  • La tapa de la caja del satélite lleva los nombres de los tres estudiantes y el profesor que entregaron el PR-CuNaR2. La tapa será devuelta, una vez la NASA la recupere.
  • La bandera de Puerto Rico ha estado acompañando al satélite en todo momento. Cuando los estudiantes Wilhem Sánchez Rodríguez, Jesús Marrero Colón y Carlos Vergara Quiles y el profesor Amilcar Rincón Charris llegaron a las instalaciones de Nanoracks en Houston, Texas para hacerle las últimas pruebas al PR-CuNaR2, el equipo de trabajo de Nanoracks designado para hacer las inspecciones, sacó una bandera de Puerto Rico y la colocó junto a la de Estados Unidos y Texas. De hecho, la bandera de Puerto Rico era más grande que las otras dos.
  • El PR-CuNaR2 lleva el número dos al final porque hubo un estudio anterior creado por el Instituto Espacial de la Florida que investigaba el mismo fenómeno, pero con partículas de mayor tamaño. Este estudio se denominó Nanorocks.
  • La propuesta del PR-CuNaR2 se entregó a días de haber pasado por Puerto Rico el huracán María. Puerto Rico estuvo a punto de perder la oportunidad de contar con un satélite en el espacio debido a la destrucción ocasionada por María, la cual afectó el servicio eléctrico y la falta de Internet en todo el país. La propuesta fue aprobada por la NASA en marzo de 2018.
  • El lanzamiento original del PR-CuNaR2 estaba pautado para el 2020 y se pospuso para este año, debido a la pandemia.
  • El PR-CuNaR2 pasó por un proceso de diversas pruebas e inspecciones entre las que se encuentras pruebas de materiales, basura espacial, vibración, funcionabilidad del contenedor, conexiones eléctricas, dimensiones, masa, funcionalidad e integración final, así como otras relacionadas a documentos.
  • Cerca de 65 estudiantes, entre mujeres y hombres, han formado parte del desarrollo del PR-CuNaR2. La mayoría de los y las estudiantes ya se graduaron de la universidad. Aunque el desarrollo del PR-CuNaR2, se cuenta a partir de marzo de 2018, el prototipo del diseño y la construcción se inició en el 2013.
  • El último equipo de trabajo del PR-CuNaR2 está compuesto por los estudiantes Wilhem Sánchez Rodríguez, Jesús Marrero Colón, Carlos Vergara Quiles y los recién graduados Lucas Soto Balseiro, Edwardivan LaBarca y Carlos Figueroa Gibson.
  • Este proyecto le ha brindado grandes oportunidades a los estudiantes que han sido parte del mismo. Muchos de estos han conseguido empleos especializados en la industrial aeroespacial tanto en Europa como en Estados Unidos.
  • El profesor Amilcar Rincón Charris es colombiano y hace 19 años, se desempeña como profesor en la Escuela de Ingeniería de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en Bayamón.
💬Ver comentarios