La foto muestra uno de los agujeros causados por el colapso total del domo gregoriano y toda su estructura de apoyo el pasado 1 de diciembre de 2020. (Suministrada)

La Fundación Nacional para las Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) publicó hoy, viernes nuevas imágenes de los daños que sufrió el radiotelescopio del Observatorio de Arecibo luego que el domo gregoriano y su estructura de apoyo cayeron sobre el plato reflector el pasado 1 de diciembre de 2020.

La serie de 10 imágenes, tomadas el 8 de diciembre de 2020, captan los daños catastófricos que sufrió el plato reflector de 1,000 pies, uno de los más grandes del mundo, cuando el domo gregoriano que albergaba los transmisores y receptores, al igual que la estructura utilizada para posicionar el domo sobre puntos específicos del plato, se derrumbó.

El plato reflector, compuesto por miles de paneles especiales en aluminio, fue perforado en múltiples puntos, mientras que las partes superiores de las tres torres de las que el domo gregoriano estaba suspendido también colapsaron. La estructura que contenía en su interior el funicular y las máquinas asociadas para llevar personal hasta el domo gregoriano quedó completamente destruido.

El peligro de colapso del radiotelescopio comenzó el 10 de agosto de 2020 luego que un cable de soporte se rompió. Un segundo cable de soporte cedió el 6 de noviembre, por lo que los cables restantes quedaron con la encomienda de tratar de aguantar las más de 900 toneladas de peso de toda la plataforma.

💬Ver comentarios