El crucero de lujo alemán MS Hamburgo arribó hoy a puerto habanero con unos 600 turistas a bordo, marcando así el comienzo en Cuba de la temporada de cruceros procedentes de Europa. (Vanessa Serra Díaz)

La Habana, Cuba - Los cruceros procedentes de Estados Unidos fueron vetados por la Casa Blanca, pero esa disposición no amilanó a las embarcaciones procedentes de Europa, las cuales comenzaron el miércoles su temporada en Cuba sin prestar atención a las medidas dispuestas por el gobierno estadounidense.

El crucero de lujo alemán MS Hamburgo arribó hoy a puerto habanero con unos 600 turistas a bordo, marcando así el comienzo en Cuba de la temporada de cruceros procedentes de Europa.

En declaraciones de funcionarios de la empresa Cubatur a la televisión nacional, se conoció que los cruceristas visitarán los enclaves cubanos de Cayo Largo del Sur, María la Gorda, en Pinar del Rio y las ciudades de Cienfuegos, Trinidad y Santiago de Cuba.

Se espera que otro barco de este tipo, algo parecido al formato “charter”, llegue a puertos cubanos procedente de Inglaterra próximamente, con capacidad para casi 2,000 pasajeros.

A ello se une el anuncio de la empresa MSC Cruceros, de Suiza, la cual ratificó “la voluntad de preservar y fomentar las relaciones” con Cuba, según recientes declaraciones de su presidente ejecutivo, Pierfrancesco Vago, lo que refleja la posición de algunas compañías del sector de no renunciar al destino cubano a pesar de las prohibición de Estados Unidos.

Las medidas de junio último prohibieron la posibilidad de realizar viajes educativos "pueblo a pueblo", así como también los viajes a Cuba de barcos y aviones privados y corporativos, cruceros, veleros, barcos de pesca, y otros aviones y embarcaciones similares, desde territorio estadunidense.

Debido a las sanciones, se espera que el año cierre con 560,000 visitantes menos de lo proyectado en el rublo de cruceros, según las autoridades cubanas.


💬Ver 0 comentarios