El mayor obstáculo que enfrenta el mercado financiero de Cuba es su atraso en el desarrollo de tecnología. (EFE)

La Habana - Cuba observa con interés el sistema informático con el que operan las criptomonedas pues le permitiría sortear muchas de las sanciones impuestas por Estados Unidos.

“No es lo mismo criptomonedas que la tecnología que las sustenta: blockchain. Los sistemas de registro distribuido pueden tener muchísima utilidad para la economía, en especial para el desarrollo del sistema de pagos y los mercados financieros. Hacia ahí mira Cuba, sus matemáticos e investigadores”, destacó en una entrevista con el portal oficial Cubadebate el martes Juan Luis Gamboa Santana, director general de Tesorería del Banco Central de Cuba.

El blockchain o contabilidad distribuida es un sistema que permite transacciones seguras sin necesidad de intermediarios -los bancos- por lo que Cuba podría aprovecharlo para esquivar muchas de las sanciones impuestas por Estados Unidos que dificultan sus transacciones y encarecen el comercio regular de la isla con otras naciones.

Un reporte que Cuba presentó a las Naciones Unidas recientemente estimó en decenas los bancos de diversas regiones del mundo que dejaron de operar con la isla en 2018 para evitar sanciones como la de 1,300 millones que ese año pagó de multa el francés Societe Generale S.A. por el embargo estadounidense.

Gamboa, sin embargo, descartó el uso de estas monedas virtuales para Cuba, un país atrasado en el uso de la tecnología que recién hace nueve meses abrió la oferta de datos móviles para la población y afectado por el endurecimiento de las sanciones de la administración de Donald Trump para presionar un cambio de modelo político.

“La sustitución de las funciones de la moneda nacional por otro u otros medios de pago se conoce como dolarización, restando soberanía monetaria a los países”, expresó Gamboa. “Imaginen si aceptamos que el Ministerio de Finanzas y Precios y el de Economía tengan un monedero y que empiecen a comerciar mediante bitcoin. ¿Qué hacer cuando salgamos a comprar un barco de arroz o de trigo y se devalúe el criptoactivo? No se pueden poner los recursos del país en algo que no es seguro”, señaló.

En Cuba hay pocos reportes de compras de criptomonedas y no se legalizó ningún operador nacional para esta divisa virtual pese a que en una comparecencia en la televisión cubana en junio el ministro de Economía, Alejandro Gil, indicó que no se descartaba su uso.

Venezuela, el principal aliado político y comercial de la isla, lanzó el año pasado una criptomoneda propia, el Petro.


💬Ver 0 comentarios