El gobierno de Donald Trump indica que el exmandatario de Cuba violó derechos humanos.

La Habana, Cuba - El gobierno del presidente Donald Trump vetó hoy, jueves, el privilegio del expresidente cubano Raúl Castro de recibir visa para entrar a Estados Unidos, una medida que en su ejecución es cosmética y que se toma por “graves violaciones de derechos humanos” y por la vinculación de Cuba a la crisis venezolana.

El secretario de Estado Mike Pompeo precisó en una declaración publicada el jueves que Castro y sus cuatro hijos se verán afectados por la prohibición.

Castro Ruz es el primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) y General de Ejército, máximo cargo en las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), además de haber sido presidente del país desde el 2006, puesto que entregó el año pasado.

Según Estados Unidos, Castro Ruz “encabeza un Sistema que detiene arbitrariamente a miles de cubanos y mantiene prisioneros a más de 100 prisioneros políticos. Como Primer Secretario de las Fuerzas Armadas de Cuba (cargo incorrecto), Castro es responsable por la acciones de Cuba para mantener el pasado régimen de  Nicolás Maduro en Venezuela mediante la violencia, la intimidación y la represión”.

La medida, que también afecta a los hijos del exmandatario, Alejandro Castro Espín, Deborah Castro Espín, Mariela Castro Espín y Nilsa Castro Espín, ordena, además, la confiscación de los bienes de Castro Ruz en Estados Unidos.

Alejandro Castro Espín fue jefe de la inteligencia cubana durante el mandato de su padre y Mariela Castro Espín es una diputada que es reconocida como activista de los derechos de la comunidad gay en el mundo entero. Los otros hijos mantienen una vida relativamente discreta.

La medida de Estados Unidos no tendrá ningún efecto en los intereses de Castro Ruz, quien solamente ha visitado el país en dos ocasiones, la más reciente en 2015, para participar en trabajos de la Organización de las Naciones Unidas. Además, los miembros activos del PCC no reciben visado de Estados Unidos, a menos que viajen para fines diplomáticos, deportivos o culturales.

De sus hijos, Mariela ha visitado Estados Unidos como parte de sus labores en el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) y no se conoce públicamente que alguno de ellos tenga alguna propiedad en Estados Unidos.

La decisión de Estados Unidos va dirigida a igualar a Cuba con las decisiones tomadas contra dirigentes políticos de Venezuela o Irán.


💬Ver 0 comentarios