(Suministrada)

La Habana, Cuba - La aparición del cadáver de un tiburón ballena, una de las criaturas más grandes del planeta, estremeció la rutina del tranquilo poblado cubano de Puerto Padre, cuyos residentes se conmocionaron ante la aparición en sus playas del enorme animal.

Dos pescadores cubanos del pueblo, localizado en la provincia oriental de Las Tunas, se llevaron una enorme sorpresa cuando encontraron muerto entre sus redes el pasado fin de semana al enorme tiburón ballena, según el diario oficial Juventud Rebelde.

El animal, al parecer, quedó atrapado entre las redes de pesca y murió. Tuvo que ser arrastrado por un tractor a la orilla y movido luego a otra zona para su disposición, proceso en el cual los vecinos tomaron fotos y vídeos, y los postearon sorprendidos en las redes sociales.

El animal, según el diario cubano, medía 23 pies de largo y pesó 2.7 toneladas.

No es el primero, sin embargo, que es encontrado muerto en la zona. En noviembre de 1982 fue encontrado uno apresado en una red que pesó 4.3 toneladas, con 15.3 pies de diámetro, 5.5 pies de ancho de cabeza y 51 pulgadas de ancho de boca, informó Juventud Rebelde.

El tiburón ballena se alimenta de plancton y es inofensivo. Es el pez más grande del mundo y puede medir más de 50 pies, sólo es superado en tamaño por tres tipos de ballenas, que son mamíferos y la más grande es la ballena azul y el calamar gigante.


💬Ver 0 comentarios