El exprisionero político recalcó la importancia de no permitir que Estados Unidos haga de Venezuela, de Nicaragua, de ningún otro país latinoamericano, un balón que se pueda patear.

Por Benjamín Morales Meléndez y Raiko Martín

La Habana, Cuba - El boricua Oscar López Rivera agradece a Cuba por toda la ayuda que brindó en la campaña internacional que acabó logrando su excarcelación, tras más de tres décadas de estar preso en Estados Unidos por delitos de conspirar para derrocar al gobierno estadounidense.

Por eso, cada vez que tiene una oportunidad, López Rivera viaja a Cuba a participar de foros o actividades políticas y esta semana el dirigente independentista boricua viajó hasta La Habana para participar de la VI Conferencia a Favor del Equilibrio del Mundo, un evento en cual activistas por la paz de todas partes del mundo se congregaron en Cuba para congeniar visiones sobre los efectos del desbalance político a nivel global y los efectos del cambio climático en los seres humanos.

El Nuevo Día conversó con López Rivera en la sede de la Misión de Puerto Rico en La Habana.

¿Qué lo ha traído esta vez a Cuba?

“Está vez he venido a participar en la VI Conferencia a favor del Equilibrio del Mundo, creo que es una meta que nos importa y debe empujar a todos los seres humanos que creemos que un mundo mejor es posible, y que necesitamos cambiar la dinámica que se está imperando en el mundo, en la cual el planeta no significa nada, la ‘Madre Naturaleza’ no significa nada. La conquista de la ‘Madre Naturaleza’ es como una meta que aparentemente se está fomentando cada día más y más, sin tomar en consideración el daño que se le hace al planeta”.

Desde su perspectiva, ¿cuáles han sido las experiencias más importantes que se lleva de este evento?

“Para la mí lo más importante en este evento era ver y escuchar, y ser testigo de lo que se está haciendo a favor del equilibrio del mundo. Creo que hemos salido de este evento más fortalecidos, con ideas más claras y con un compromiso más alto. Y lo más importante de todo esto es ver a la juventud participando de esta actividad. A muchos jóvenes que presentaron sus ponencias, que fueron bastante positivas, tocaron temas que necesitamos tocar, áreas a las que necesitamos meterle mano, y están bien claros sobre el sistema que hace posible el saqueo del mundo, sin importar las condiciones, el daño que le hacen al planeta, sin importarle el daño que le hacen a los seres humanos, porque estamos todos amenazados”.

¿Cuáles, a su entender, fueron los temas más relevantes abordados en la conferencia?

“Primero el tema de la solidaridad, porque la necesitamos. Segundo, la importancia de la unidad, porque necesitamos unirnos. Tercero, como ha habido seres humanos que han dedicado su vida completa a la lucha, que muy pocas veces le hemos puesto la atención que merecen, y creo que lo más importante es que muchísimos seres humanos de diferentes partes del mundo estábamos ahí presentes y que hay como un compromiso con la meta de buscar el equilibrio del mundo”.

Es un momento bastante tenso en Latinoamérica, con Estados Unidos tratando de imponer sus políticas en Venezuela, en Cuba y en sentido general en la región. ¿Cuál es su lectura de todo esto que está sucediendo?

“La injerencia de Estados Unidos es inaceptable para todos. Creo que lo más importante en todo esto es estar seguros de que hagamos todo lo que podamos hacer para no permitir que Estados Unidos haga de Venezuela, de Nicaragua, de ningún otro país latinoamericano, un balón que se pueda patear. Creo que hoy día con el presidente que hay en los Estados Unidos, el gobierno de ese país se ha ido mucho más a la derecha y el mensaje de este presidente ha sido de falta de respeto, de falta de sensibilidad, de falta de diplomacia, falta de todas las cosas que pueden hacer de un gobierno que sea respetado. Creo que son muy pocas las personas, muy pocos países que verdaderamente creen que ese presidente sea un hombre que represente los intereses de su propio pueblo, porque su propio pueblo está siendo amenazado. Si Donald Trump dentro de los Estados Unidos convence a la ciudadanía de hacer el mal, definitivamente nos afectará a nosotros. Pero si el pueblo estadounidense le dice a Trump que tiene que parar, nos ayudaría muchísimo. No podemos permitir la injerencia del Gobierno de Estados Unidos”.

En su opinión, ¿cuál sería la estrategia a seguir por los sectores progresistas en medio de un momento como el que estamos viviendo?

“Definitivamente necesitamos que este momento sea uno en el que nos organicemos de una manera en la que tengamos bien caro lo que tenemos que hacer. Creo que dentro de Brasil, dentro de Argentina, dentro de Chile, dentro de Colombia, hay el elemento fundamental, que es el ser humano, que no aceptaría una política que no nos beneficie a todos y a todas, que sea una política que beneficie a nuestros ciudadanos y a nuestros pueblos. Si hay alguien que emule el ejemplo de Trump, sea en Brasil, sea en Argentina, sea en Chile, sea en Colombia, sea donde sea, necesitamos estar listos para rechazar eso.

Un luchador de tanta experiencia como usted, ¿qué le diría a las personas en el mundo que no están de acuerdo con estas políticas?

“Les diría que tienen que ver bien lo que está pasando, entender cómo nos afecta y no es difícil luchar sin ningún acto de violencia, sino manteniéndonos firmes en lo que se tiene que hacer. Y lo que se tiene es que hacer es movilizarnos, que el pueblo sea el que verdaderamente esté movilizado, que esté dispuesto a luchar. Es una cuestión de educación, es una cuestión de concientizar a la gente y es necesario que lo hagamos. Si no llegamos a los pueblos, si nos dedicamos solamente a un grupo de personas que están muy interesados en un mundo más justo, sino llegamos a nuestros pueblos, no vamos a lograr lo que necesitamos. Necesitamos unirnos, necesitamos trabajar, necesitamos luchar y en ese movimiento tiene que haber armonía, tiene que haber mucho amor por la justicia, por la libertad, mucho amor para el prójimo y mucho amor también para la tierra, para el agua, para todo lo que representa vida en el planeta.

¿Cuáles son los retos que impulsan en estos momentos a Oscar López Rivera?

“Estamos bregando mucho en este momento por la descolonización y luchando por llevar el caso de Puerto Rico a la Asamblea General de la ONU lo antes posible, porque es la Asamblea General la que tiene el deber de cumplir con la descolonización de Puerto Rico. Creo que nosotros como puertorriqueños, por ser la colonia más vieja en el mundo, tenemos por lo menos el derecho a exigirle a esa Asamblea General que haga lo que tenga que hacer. Y lo que tiene que hacer es moverse hacia la descolonización de Puerto Rico, permitir que Puerto Rico sea una nación libre y soberana”.


💬Ver 0 comentarios