Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Con la llegada de la velocidad 4G/LTE los cubanos tendrán la oportunidad de hacer llamadas y enviar mensajes en grupo. (AP)
Con la llegada de la velocidad 4G/LTE los cubanos tendrán la oportunidad de hacer llamadas y enviar mensajes en grupo. (AP)

La Habana, Cuba - “Tírame al WhatsApp”, le dice Marcel a su amigo Raúl, quien le responde que formará un grupo para “arreglar” la salida del fin de semana. Los dos amigos se cruzaron en la avenida 23, esquina N, del barrio capitalino del Vedado, y acordaron en quedar conectados por el mundo virtual, no sólo ellos, sino todo el corillo de “socios” que tienen planes de irse de fiesta el fin de semana, en una escena que se ha multiplicado por toda Cuba.

“Esto del 3G nos ha cambiado la vida. Antes era todo llamando a cada uno, dejándose mensajes de texto que nos costaban caros o visitándose… Ahora hacemos un grupo y todo el mundo está conectao, hablando a la vez, así nos ponemos de acuerdo rápido”, explica Raúl, un joven de 23 años, a El Nuevo Día.

El viernes, 6 de diciembre, se cumple un año desde que Cuba puso en marcha el proyecto de internet móvil, una iniciativa que se retrasó por años y que el gobierno cubano inició ante pedidos a gritos de la población.

A pesar de que sus precios no son precisamente baratos, pues los planes van desde 1 dólar por 150mb hasta 45 dólares por 10GB, el servicio ha sido bien recibido entre la población, que ha duplicado su uso en un año, según los datos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

A un año de comenzado el servicio se han alcanzando 3,070,000 líneas móviles con acceso a datos, comparadas con las 1,400,000 que había en diciembre del año pasado, cuando arrancó la iniciativa. Las posibilidades de crecimiento existen, pues no todos los usuarios de las 5,700,000 de líneas móviles existentes en el país usan los datos móviles.

“La demanda es creciente y prevemos que continúe así”, expresó en conferencia de prensa Tania Velázquez Rodríguez, primera vicepresidenta de ETECSA.

Los mayores desafíos del internet móvil en Cuba son los problemas de conectividad y los costos.

El inicio del proyecto fue escarpado, debido a que la red 3G se saturó y los usuarios enfrentaron serios problemas de conectividad, lo que llevó a ETECSA a acelerar la puesta en vigor de su infraestructura 4G/LTE, y dividir los usuarios entre los dos sistemas, para evitar sobrecargas.

En término de los costos, los cubanos se quejan porque sus sueldos rondan entre los 30 y 50 dólares al mes, lo que les hace imposible adquirir un plan de datos que les permita conexión continua.

“Está muy caro para nosotros, demasiado. Nosotros los jóvenes que tenemos algún familiar fuera del país, podemos resolver, pero tenemos amigos del trabajo o de la escuela que no pueden pagarse un plan de datos, porque no tienen el dinero. Creo que el gobierno debe ayudar con eso”, sostuvo Marcel, el amigo de Raúl, que tiene 22 años y estudia, a la vez que trabaja.

ETECSA, que es irónicamente el ente cubano que más críticas recibe en las redes sociales por su servicio y precios, se defiende de los señalamientos de costos al poner de ejemplo que los nuevos planes puesto en vigor desde el 22 de noviembre, que permiten conexión de 150mb por un día, por un dólar, o 10GB por 45 dólares al mes, vendieron más de 100,000 unidades en 10 días.

La empresa, que mantiene un monopolio estatal, indicó que, sólo en noviembre, más de 2,200,000 personas utilizaron los datos móviles en el país en ese mes, cifra que aumentará con nuevos paquetes que se estrenarán próximamente.

Mientras los precios bajan y la conectividad mejora, los cubanos siguen incrementando su dependencia de los datos móviles para su vida diaria, emulando las economías de mercado y viendo cómo el gobierno cubano hace su entrada al mundo digital, de la mano del presidente Miguel Díaz-Canel, quien ha asegurado que el acceso al internet es un asunto de Estado.