Conversamos con varias personas que salieron a las tiendas a buscar suministros, pero denuncian que hay escasez de ciertos productos.

Orlando - Los primeros casos positivos de coronavirus en la región de Orlando-Kissimmeee han elevado la ansiedad de la comunidad puertorriqueña de Florida central.

El Departamento de Salud del estado reveló los tres primeros casos positivos de coronavirus en los condados de Orange, con base en Orlando, y Osceola, que incluye a Kissimeee, que constituyen el corazón de la diáspora boricua de Florida.

Como en Puerto Rico y otras jurisdicciones, el nivel de alarma creó escasez en productos sanitarios, provocó el cierre de escuelas hasta el 30 de marzo y de las principales atracciones turísticas hasta finales de mes, incluido Disney World.

“No hay agua, ni papel sanitario, ¿no sé por qué?”, comentó hoy frustrada Luisa Ortiz, natural de Gurabo, al salir de un supermercado en Kissimmee junto a su esposo, José Miranda, de Ciales, y sus dos hijos.

Rafael Meléndez, jubilado, de 69 años y oriundo de Aguas Buenas, está consciente de las recomendaciones que han dado las autoridades de salud para que los adultos mayores tengan cautela y busquen estar acuarteladas lo más posible en sus casas.

Salió ayer a media tarde a comprar algunos productos de primera necesidad pues su esposa padece de una condición médica y pasa la mayor parte del tiempo pendiente a ella. “No conseguí ají”, sostuvo.

María Ríos, quien tiene un niño en preescolar-, consideró que la decisión de las autoridades educativas de cancelar clases, le reflejó la emergencia en que se encuentra su estado.

Ha estado en comunicación con su familia en Puerto Rico. “Están en caos pues no sabían (hasta tarde en la noche del viernes) de los primeros resultados de los que se habían hecho las pruebas”, indicó Ríos, natural de Barranquitas.

El caso del condado de Orange es un hombre de 41 años que ya se encuentra en aislamiento y cuyo historial de viaje, si alguno, no se conoce.

Mientras, en el condado de Osceola el paciente es un hombre de 54 años. Su historial de viaje tampoco fue informado.

Con esos, eran hasta ayer siete los casos confirmados de coronavirus en la Florida central, de un total de 70 en el estado.

Tres personas han muerto en Florida a causa del virus, incluso una mujer residente del condado de Orange que murió en California, donde la enfermedad le fue diagnosticada.

El jueves, mientras, se había confirmado el primer caso en el vecino condado de Seminole.

Ante la falta de los equipos científicos para corroborar el contagio de las personas con el virus, identificado como Covid-19, las autoridades en Florida también reconocen que deben ser muchos más los casos en esta zona, que es sede de las atracciones turísticas de Disney World, Sea World y Universal.

Solo Orlando recibe unos 75 millones de turistas anualmente.

El alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, advirtió el viernes a los ciudadanos que puede haber hasta dos meses de cancelaciones de eventos multitudinarios.

La mayoría de los casos corroborados en Florida están en el sur del estado. Pero, las nuevas informaciones del Departamento de Salud advierten, sostuvo que Demings, que “esto está más cerca ahora”.


💬Ver 0 comentarios