Ingenieros reconocieron que la estructura no es salvable. (GFR Media)

Washington D.C. – Los líderes del Comité de Ciencias, Espacio y Tecnología de la Cámara de Representantes de Estados Unidos afirmaron hoy que el Observatorio de Arecibo será recordado como “un ilustre legado científico”.

“Queremos agradecer a la comunidad científica, al personal del observatorio y a la comunidad puertorriqueña por su dedicación a este observatorio durante las últimas seis décadas. Todos los involucrados en esta instalación deben estar orgullosos de lo que ha logrado. Arecibo será recordado por dejar un ilustre legado científico”, indicaron la presidenta del Comité, la demócrata Eddie Bernice Johnson, y el líder de la minoría en esa comisión, Frank Lucas, en una declaración conjunta.

Tras los daños sufridos recientemente, la Fundación Nacional de las Ciencias de Estados Unidos anunció que el Observatorio de Arecibo cerrará por completo para llevar a cabo una demolición parcial de la estructura que se encuentra en riesgo de colapso.

“En el futuro, alentamos a la Fundación Nacional de Ciencias a que continúe apoyando el Centro de Visitantes y Ciencia de la Fundación Ángel Ramos como un centro activo de programación de educación y divulgación de Ciencia, Tecnología Ingeniería y Matemáticas (STEM) en Puerto Rico, y a explorar oportunidades para usar el sitio para obtener nuevas y emocionantes ciencias en el futuro”, agregaron los congresistas.

Recordaron que el Observatorio de Arecibo fue conocido por el descubrimiento en 1974 de púlsares binarios que emiten ondas gravitacionales, una investigación que ganó el Premio Nobel de Física en 1993.

Los congresistas Johnson y Lucas también hicieron alusión a la primera confirmación en 1992 de planetas que orbitan una estrella distinta al sol y al uso del radar de Arecibo por parte de científicos de la NASA para conocer el potencial de peligro de asteroides.

Por su parte, la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, indicó que recibe con “gran pesar” la demolición del telescopio. “Todos en Puerto Rico tenemos al radiotelescopio como uno de nuestros grandes orgullos, una herramienta científica de calibre mundial atesorada por toda la comunidad científica”, sostuvo González.

“Reconozco que la decisión de anteponer la vida y seguridad de cualquier trabajador ante todo es lo correcto, pero es inminente que ingenieros y expertos trabajen en conjunto para preservar las capacidades que permanecen y enfocarnos en delimitar cómo esta importante instalación puede volver a su época de gloria y continuar sirviendo su propósito inicial”, agregó.