En esta imagen tomada de un video, la representante Alexandria Ocasio-Cortez habla en la Cámara de Representantes en julio pasado. Detrás la congresista Nydia Velázquez (House Television via AP) (The Associated Press)

Washington D. C. – La congresista boricua Alexandria Ocasio Cortez afirmó hoy que para echar hacia delante un proceso que pueda definir el futuro político de Puerto Rico se debe requerir un mecanismo que tenga consenso en la isla y sea vinculante para el gobierno de Estados Unidos.

“Lo más importante es la integridad del proceso”, indicó Ocasio Cortez, demócrata por un distrito de Queens y El Bronx, en una mesa redonda virtual con periodistas.

Junto a la también puertorriqueña Nydia Velázquez (Nueva York), Ocasio Cortez ha propuesto un proyecto de ley que persigue vincular al gobierno federal con una Convención de Status que decide convocar el gobierno de Puerto Rico para lograr un status no territorial en la isla La intención de ambas congresistas boricuas es insistir en ese proyecto en 2021.

Al ser preguntada cual debe ser la respuesta del Congreso al referéndum estadidad sí o no del 3 de noviembre, Ocasio Cortez sostuvo que es importante “examinar la integridad del proceso que condujo a esa pregunta en el plebiscito”.

“La razón por la que es importante es porque plebiscitos pasados en la isla han sido impugnados con objeciones basadas en la integridad del proceso. Por eso creo que es extremadamente importante que tengamos todas las facciones en la isla de acuerdo en un proceso, para que todos puedan respetar los resultados”, indicó Ocasio Cortez.

En ese sentido, Ocasio Cortez indicó que tras un proceso de status justo y “vinculante”, el gobierno de Estados Unidos debe respetar los resultados de forma incondicional.

Cuando presentaron su legislación de status, Velázquez y Ocasio Cortez exhortaron a sus colegas demócratas a evitar comparar la situación colonial de Puerto Rico con el movimiento a favor de que Washington D.C. sea el estado 51 de Estados Unidos.

“La historia de Puerto Rico es muy diferente a la de (Washington D.C.). A diferencia de D.C. la isla tenía una herencia caribeña única que existía mucho antes de que Estados Unidos la tomara por la fuerza”, indicaron entonces las legisladoras.

Algunos sectores demócratas han promovido que de obtener en estas elecciones el control del Senado, los demócratas eliminen totalmente la regla del filibusterismo - que requiere 60 votos para aprobar legislación -, con el propósito de aumentar el número de miembros del Tribunal Supremo, y admitir como estados a Washington D.C. y Puerto Rico, que consideran seleccionarían legisladores federales afiliados a su partido.

En entrevista en MSNBC, el senador demócrata Sherrod Brown (Ohio) expresó su respaldo absoluto a la idea de que Washington D.C. sea el estado 51 y aunque dijo estar abierto a la idea de la estadidad para Puerto Rico, afirmó tener dudas de que una mayoría de los residentes de la Isla favorezca esa alternativa.

“No me está claro que la gente de Puerto Rico quiera la estadidad, algunos quieren independencia, unos pocos status quo, muchos la estadidad”, sostuvo Brown.