17 de octubre del 2019
Capitol Hill, Washington DC
Imágenes del Capitolio de Estados Unidos , la estructura que alberga las dos cámaras del Congreso de los Estados Unidos. 
teresa canino rivera 
(teresa.canino@gfrmedia.com)
Capitolio de Estados Unidos. (Teresa Canino Rivera)

Washington D.C.- La Comisión de Presupuesto aprobó hoy referir al pleno de la Cámara de Representantes el plan de rescate del presidente Joe Bien para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, cuyas iniciativas, según los estimados preliminares, pueden tener un impacto de más de $10,000 millones en Puerto Rico.

La votación en el comité se dio prácticamente en estrictas líneas partidistas, con 19 demócratas a favor y 16 republicanos y un demócrata, Lloyd Doggett (Texas), en contra. Pero, un portavoz de Doggett dijo a CBS que el voto del congresista fue emitido incorrectamente en momentos en que abordaba un avión.

La mayoría demócrata prevé que el pleno cameral apruebe la medida, que tendría un costo total de $1.9 billones (trillions en inglés), antes que termine la semana.

“El proyecto de ley que tenemos ante nosotros hoy tiene el poder de salvar vidas y salvar el futuro económico de nuestra nación”, indicó al abrir la sesión el presidente del Comité de Presupuesto, el demócrata John Yarmuth (Kentucky). Yarmuth destacó que la medida pasó por nueve diferentes comisiones de la Cámara baja.

Mientras, el líder republicano en la comisión, Jason Smith (Misuri), reafirmó la posición de la minoría de que el proyecto es muy costoso y consideran no atiende únicamente asuntos relacionados al coronavirus.

Como parte de una asignación de $219,000 millones para los gobiernos estatales y territoriales, la legislación asignaría $2,400 millones al gobierno estatal de Puerto Rico para aliviar las presiones fiscales derivadas de una emergencia que ha causado 500,000 muertes en Estados Unidos.

Pero, también propone $900 millones en asistencia alimentaria, la plena vigencia del crédito por niños dependientes (CTC), que ahora beneficia solo a familias con tres o más hijos, y el financiamiento de tres cuartas partes del crédito por ingresos devengados (EITC) que existe en Puerto Rico.

La plena vigencia de esos créditos tendría un impacto de $1,400 millones en Puerto Rico, según la Comisión Conjunta de Asuntos Contributivos.

El plan de rescate del presidente Biden incluye un cheque de $1,400 para la abrumadora mayoría de los ciudadanos ($2,800 para parejas), al que se le añaden otros $1,400 por cada dependiente, no importa la edad.

Bajo la legislación demócrata - que es rechazada por la minoría republicana de la Cámara baja y se considera como un proyecto de reconciliación presupuestaria-, un matrimonio con dos hijos que tenga ingresos de $150,000 o menos pudiera recibir un cheque de $5,600.

El cheque de la ley Cares, que fue de una cantidad menor -$1,200 por individuo y $500 por menores dependientes-, representó la distribución de $2,900 millones en Puerto Rico. Esta vez, el impacto del cheque será mucho más grande en la economía de la isla.

El plan de Biden permitiría además extender la asistencia federal por desempleo, entre mediados de marzo y finales de agosto, con $400 semanales, en vez de los $300 vigentes. Aunque la asistencia federal por desempleo sera menor de los $600 semanales de la ley Cares, que representó cerca de $3,900 millones en la isla, su impacto en la Isla puede superar los $2,000 millones, según expertos.

La legislación demócrata impulsa otorgar $305 millones en asistencia para el pago de renta en los territorios, fondos que beneficiarán principalmente a los residentes de Puerto Rico. La medida ha propuesto además $40 millones para asistir a los dueños de vivienda en Puerto Rico afectados por las moratorias en el pago de renta.

Los estimados preliminares sobre el plan de Biden no incluyen el dinero que le toque a los municipios de la isla del fondo para gobiernos locales, ni la asistencia para distribuir la vacuna contra el COVID-19, pruebas de diagnóstico, la reapertura de escuelas y universidades, y las subvenciones dirigidas a pequeños negocios.

Antes de la aprobación en diciembre de la más reciente ley de estímulo económico, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) había estimado en $14,000 millones el impacto en la isla de las medidas federales contra el coronavirus.

Debido a que el plan de rescate se tramita como un proyecto de reconciliación presupuestaria, el Senado necesitaría 51 votos - no los 60 que requiere la regla del filibusterismo-, para llevarlo a votación final.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer, ha indicado que espera tener el plan aprobado para mediados de marzo.

Los demócratas reconocen que la medida que apruebe la Cámara baja puede ser distinta a la que se ratifique en el Senado, donde, por ejemplo, puede tener problemas la iniciativa que persigue aumentar a $15 el salario mínimo federal, de cara a 2025.

💬Ver comentarios