Hidden Paradise ofrece a los inquilinos vistas espectaculares, relajación, comodidad, privacidad y seguridad.

Hospederia Hidden Paradise en Ceiba. 

En la foto:  

Xavier Garcia / Fotoperiodista
Hidden Paradise ofrece a los inquilinos vistas espectaculares, relajación, comodidad, privacidad y seguridad. Hospederia Hidden Paradise en Ceiba. En la foto: Xavier Garcia / Fotoperiodista (XAVIER GARCIA)

CEIBA.- La llegada de la pandemia del COVID-19 trajo consigo un aumento en el turismo interno. Esto no solo favoreció a las grandes firmas de hoteles, sino también a pequeñas hospederías en toda la isla, que promueven sus localidades a través de diversas plataformas de alquiler con la promesa de brindar una experiencia única.

Ese es el caso de Hidden Paradise, una espaciosa casa localizada en lo alto de la montaña del sector Cielito en Ceiba, que ofrece a los inquilinos vistas espectaculares, relajación, comodidad, privacidad y seguridad.

Mónica Echaves Kilburn, propietaria de Hidden Paradise, alquila desde hace 17 años este espacio a locales y turistas, pero asegura que este último año ha sido el más exitoso para su negocio, según explicó a De Viaje.

“Cuando yo cambié mi forma de alquilarlo, de tener las casas separadas a tenerlas juntas, ahí es cuando vi el primer cambio. Yo tenía miedo de pedir un precio alto, porque pensaba que la gente no iba a pagar ese dinero. Pero fue lo contrario, venía mucho más gente, porque lo dividen (el precio) entre ellos y les sale mejor económicamente. A la gente le gusta venir con la familia y las amistades, y felizmente pagan el dinero”, contó Echaves Kilburn, quien señaló la flexibilización de las órdenes ejecutivas relacionadas a la prevención del COVID-19 como otro momento favorable para la industria. “Tan pronto abrieron, la gente empezó a llamar, llamar y llamar”, añadió la maestra retirada.

Es así como el calendario de Hidden Paradise, que se puede encontrar a través de las plataformas de AirBnB y Vrbo, está ocupado hasta enero del 2022.

Echaves Kilburn asegura que, además de la hermosa localización que provee su propiedad rodeada de naturaleza, para ella es prioridad invertir en el mantenimiento de la estructura. Por ejemplo, durante los últimos meses se realizaron remodelaciones en la cocina del primer nivel, se instaló un portón eléctrico y se adquirió un generador eléctrico, explicó.

Ceiba, PR, Somos Puerto Rico. 

Hospederia Hidden Paradise en Ceiba. 

En la foto:  Monica Echaves Kilburn, propietaria

Xavier Garcia / Fotoperiodista
Ceiba, PR, Somos Puerto Rico. Hospederia Hidden Paradise en Ceiba. En la foto: Monica Echaves Kilburn, propietaria Xavier Garcia / Fotoperiodista (XAVIER GARCIA)

“Realmente son dos casas en una. La gente puede venir en grupos grandes. En total son cinco habitaciones y media (con aire acondicionado), porque hay un cuartito pequeño con cama. Hay dos cocinas, dos salas, dos comedores, cuatro baños, dos áreas de laundry y cada casa tiene su propia llave. Entonces, si son dos familias una puede quedarse arriba y la otra abajo o dejar las puertas abiertas para estar en grupo. Tiene piscina, una terraza bien grande con vista al mar, BBQ, patio y estacionamiento”, detalló Echaves Kilburn sobre las facilidades, que también tienen servicio de internet, cámaras de seguridad y televisores con cable TV, con una capacidad máxima de 15 personas.

“Es un área bien especial, bien escondida, bonita y segura”, recalca Echaves Kilburn, quien se encarga personalmente de la administración de la hospedería, que como ventaja suma su ubicación cerca del puerto desde donde salen las lanchas a Vieques y Culebra en la antigua base Roosevelt Roads, del bosque de El Yunque, y de balnearios aledaños.

💬Ver comentarios