Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

El 22 de mayo de 1974, el quebradillano Iván Igartúa llegó a la cancha Pedro Hernández y compró un boleto para el juego de locales Piratas sin pensar que el pequeño cartoncito se convertiría en una pieza valiosa en su colección.

Era un partido de la fase regular y los Piratas recibían la visita de los sotaneros Taínos de Mayagüez. Comenzó el desafío y el escolta de los corsarios, Neftalí Rivera, arrancó caliente en sus lanzamientos al canasto. Igartúa observó que podía ser una noche especial e hizo algo inusual.

“Neftalí anotó como ocho de los primeros 10 intentos. Comencé a ver eso y empecé a marcar los canastos en la parte posterior de la taquilla”, recordó el historiador y exdirigente de los Piratas.

Al final de la noche, Igartúa marcó un total de 34 canastos de campo (todos de dos puntos porque no existía la línea de tres puntos) y 11 tiradas libres. Neftalí totalizó 79 puntos, estableciendo una nueva marca de puntos en un juego del BSN.

Neftalí quebró el récord de 65 puntos de Rafael Valle con San Juan en la temporada del 1956. La marca de Neftalí aún sigue vigente.

Quebradillas aplastó 153-82 a los Taínos. El compañero de Neftalí, Raymond Dalmau, sumó otros 31 puntos en el partido. Ambos se combinaron para encestar 110 puntos.

Mañana se conmemora el 40 aniversario de esta hazaña en la liga y hoy el equipo de los Piratas le rendirá un homenaje a Neftalí previo al desafío ante los Brujos de Guayama en el Coliseo Raymond Dalmau.

“Fue algo increíble. Neftalí tiraba de todos los lados y la metía. No fallaba; no había forma de pararlo. Y todavía guardo la taquilla en mi colección”, continuó Igartúa.

En aquella temporada, los Piratas fueron dirigidos por Armandito Torres, quien fue testigo del histórico desempeño de Neftalí en primera fila.


“Lo curioso fue que Raymond anotó más puntos que Neftalí en la primera mitad, pero en los primeros minutos de la segunda mitad, Neftalí se enrachó y llegó bien rápido a los 40 puntos”, recordó Armandito.

Los Taínos eran dirigidos por Fufi Santori.

Jugaron para Neftalí

Cuando Armandito miró el reloj y observó que aún faltaban 12 minutos de la segunda mitad solicitó un tiempo de inmediato. Y las instrucciones, según él, fueron claras. “Les dije lo que estaba pasando; que Neftalí podía superar el récord de 65 puntos de Valle. Les hice conciencia y comenzamos a jugar para él. Te puedo garantizar que para los primeros 40 puntos no jugamos para él”.

¿Qué aconteció? Neftalí no desperdició cada oportunidad y continuó atinando la mayoría de sus disparos. “Fue una puntería extraordinaria, metiendo el balón de todos los lados… no hay duda de que si hubiera existido la línea de tres puntos y los bonos en tiros libres, Neftalí hubiera coqueteado con los 100 puntos”, indicó Armandito.

Dalmau acompañó a Neftalí en la gesta dentro de la cancha. Y todavía recuerda la impresionante efectividad de su compañero. “Neftalí se dio una encendía que nadie lo pudo parar. Las tiraba de todas partes y las metía. Simplemente, no fallaba. Y nosotros éramos de los que jugábamos duro hasta el final sin importar el marcador. Siempre fue así”, dijo Dalmau al también entender que Neftalí pudo haber superado la cifra de los 100 puntos con la línea de tres puntos. “Neftalí era un buen tirador a larga distancia… el tiro de tres puntos era rutina para él”.

Marca intacta

Han pasado 40 años y la marca continúa intacta. Incluso, después de la gesta de Neftalí, la mayor cifra de puntos en un encuentro la registró el exdelantero de los Mets de Guaynabo, Mario ‘Quijote’ Morales, con 60 puntos en la temporada del 1981.

El mismo Neftalí no  creyó que la marca iba a durar tanto tiempo. “Creía que en los ’80 alguien la iba a romper, pero ahora no creo que vaya a pasar porque los jugadores son altos. Pero como dicen, los récords se establecieron para romperse”,  declaró Neftalí en una entrevista con El Nuevo Día hace varios años.

Dalmau y Armandito Torres tampoco creen que el récord vaya a desaparecer.

“¿Quién va a meter 80 puntos en una liga tan física como ésta? Aquí, se juega muy duro”, opinó Dalmau, al tiempo que Torres destacó que “no será imposible, pero va a ser difícil”.


💬Ver 0 comentarios