Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Álex Abreu. (Juan Luis Martínez)

El armador Álex Abreu, sustituto de último momento en la Selección Nacional puertorriqueña que buscará desde este viernes en Colombia su clasificación al torneo de baloncesto de los Juegos Pananamericanos 2019, fue uno de seis canasteros que salió la tarde de este martes en el segundo de dos grupos en que se dividió el combinado rumbo a Medellín.

Abreu, quien inicialmente fue uno de los canasteros que sufrieron el corte y quedaron fuera del Equipo Nacional al anunciarse el lunes los 12 jugadores que dirán presente en el Americup, torneo continental de Fiba Américas, se mostró comprometido por la cita que enfrenta Puerto Rico este próximo fin de semana, cuando los boricuas se medirán a México, Brasil y Colombia, en busca de ganar su grupo para poder pasar a la ronda de los mejores cuatro.

“Mayormente hablé con mi agente y él fue quien me explicó lo que estaba sucediendo. Hablé con mi familia y tomamos la decisión de venir, que es más importante Puerto Rico que mi orgullo y que cualquier cosa que hubiera pasado”, fue la reacción de Abreu a preguntas de la prensa esta tarde en el Aeropuerto Luis Muñoz Marín de Isla Verde, poco antes de abordar un avión que los llevaría primero a Panamá (escala).

Abreu se refería así a la movida a la que se vio obligada la gerencia y cuerpo técnico del Equipo Nacional, de llamarlo luego de que el también base, Denis Clemente, declinara hacer el viaje tras ser seleccionado como uno de los 12 del quinteto boricua.

“Bueno, no era como inicialmente lo pensé pero como quiera estamos aquí”, añadió Abreu en obvia referencia a que le hubiera gustado recibir la noticia de que era uno de los 12 miembros originales de la plantilla, en lugar de recibir un ‘No’ inicial. “Ready para representar a la isla… todo por la bandera”.

“Las primeras llamadas no las recibí porque estaba durmiendo, pero después normal. Escuché lo que tenían que decir, y a última hora es un orgullo comoquiera siempre jugar por Puerto Rico. Las decisiones que hayan tomado antes, yo soy un profesional y no me afectan. Vengo aquí a hacer mi trabajo, y a representar a la Isla, a mi familia y a la gente que verdaderamente me quiere”, concluyó el también armador de los Santeros de Aguada en el Baloncesto Superior Nacional.

Abreu era uno de cuatro armadores que estuvieron practicando como parte del preseleccionado, y está consciente de que iba a ser una decisión difícil para el cuerpo técnico escoger.

Por otro lado, el presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, Yum Ramos, explicó que aún falta que Clemente presente su justificación para ‘bajarse’ del avión tras el anuncio del lunes de que había sido uno de los 12 seleccionados. No obstante, a Ramos no necesariamente le tomó por sorpresa la decisión de Clemente.

“Denis había expresado (durante los entrenamientos, antes del anuncio del corte final) que tenía unas situaciones personales. Obviamente no voy a entrar en ellas ahora. Estamos esperando que llegue la notificación por escrito. Él sí, cuando comenzó a practicar había dicho que tenía unas situaciones que quizás se le podían complicar en algún momento. No obstante, estamos esperando evidencia fehaciente de eso para poder tomar una determinación”, dijo Ramos, recalcando que a partir del lunes, se le dio a Clemente un periodo de 48 horas para cumplir con someter la prueba o excusa que lo motivó a declinar formar parte del equipo.

Ramos no quiso aventurarse a considerar que este podría ser un caso distinto al de los delanteros Ramón Clemente y Kevin Young, y del alero Alexander Franklin, quienes fueron castigados por la Federación por ausentarse de las prácticas de la Selección sin justificación.

“En estos momentos sería especulativo decir si sería distinto o no. Todo depende…” 


💬Ver 0 comentarios