(semisquare-x3)
Jonathan García, al fondo, celebra un canasto de Alejandro 'Bimbo' Carmona. (Teresa Canino)

Quebradillas. – Jonathan García alteró el libreto de la final del Baloncesto Superior Nacional (BSN) a su favor.

El base suplente, quien apenas promedió 2.6 puntos en siete juegos de la serie de campeonato, salió del banco en el segundo parcial del partido de muerte súbita para disparar cuatro efectivos triples que le dieron una ventaja de 20 puntos a los eventuales campeones del torneo local.

Los Capitanes nunca se recuperaron del ataque para perder el reinado.

García terminó la noche con 12 unidades y bañado en champán para su tercer título en la liga en 12 temporadas.

“Era el séptimo juego. No había mañana. No había tiempo para pensar en las cosas que uno tiene que hacer. Yo creo que la segundad unidad, no solo yo, también Pelacoco Hernández, Mike Rosario, Richard Chaney, todos los que salieron del banco, dieron esa energía extra que nos dio esta ventaja para que viniera el cuadro regular y poder cerrar el juego”, dijo García mientras se aprestaba a iniciar la caravana con los Piratas hacía la plaza pública de Quebradillas.

García, quien en el 2012 estableció una marca de asistencias en un desafío con 33, ganó su primer anillo como novato en el 2006 con los desaparecidos Criollos de Caguas.

De hecho, su segundo campeonato vino con los corsarios en el 2013, el primero de la franquicia pirata en 34 años.

Después de jugar las siguientes temporadas en Ponce y Manatí, García regresó a la guarida este año, retornó en el momento más oportuno.

Así las cosas, el líder de la Selección Nacional 3x3 de 29 años solo tiene agradecimiento a la administración y al personal por confiar en sus talentos.

“Me siento sumamente orgulloso de que pude ayudar al equipo cuando más lo necesitaban. El dirigente (Carlos González) y los jugadores siempre confiaron en mí. Estuve un poco apagado, no pude meter la bola. Pero nada, en el último juego se metió y salimos con la victoria”, expresó. 


💬Ver 0 comentarios