Pamela Rosado fue parte de las 12 jugadoras que conquistaron el boleto olímpico hacia Tokio en febrero, durante el clasificatorio celebrado en Francia. (Suministrada / FIBA)

La armadora nacional Pamela Rosado ha vivido los momentos más duros para el baloncesto femenino en la isla, pero también ha disfrutado instantes de gloria. Y por eso algo que la atribulaba en estos días era la posibilidad de que los Juegos Olímpicos llegaran a cancelarse por la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Ahora que sabe que el Comité Olímpico Internacional y el gobierno de Japón tomaron la decisión de aplazar las Olimpiadas para el 2021, está aliviada porque la gesta histórica de las 12 jugadoras que consiguieron la clasificación del básquet femenino no habrá sido en vano.

“Estuvimos un poquito tristes porque se escuchó de que las podían cancelar, y eso sí iba ser doloroso para todas, porque es la primera vez en la historia que clasificamos”, dijo a El Nuevo Día Rosado, quien señaló que al igual que sus otras compañeras residentes en la isla, se ha mantenido entrenando en su casa durante la cuarentena.

La Selección femenina consiguió a principio de febrero su boleto olímpico por primera vez en la historia del baloncesto de mujeres cuando participó en uno de los varios clasificatorios que se celebraron. Las boricuas viajaron a Francia y se enfrentaron en dicho Preolímpico a Brasil, Australia y al anfitrión. Y aunque solo consiguieron un triunfo en su primera cita del torneo ante las brasileñas, fue todo lo que necesitaron pues a las Olimpiadas adelantaban los primeros tres equipos de cada clasificatorio.

Pero fue un reto mayúsculo el que enfrentaron porque los tres rivales de las boricuas eran de mejor ranking en el escalafón mundial de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA).

“Por lo menos nos da un respiro al saber que pueden llevarse a cabo (las Olimpiadas) en el próximo año. Así que nosotras contentas porque la decisión de no llevarse a cabo pasó a otra etapa, y ahora confiadas de que sí se llevarán a cabo y estamos confiadas que así será. Vamos a dar el todo por el todo, como siempre, por Puerto Rico”.

Si bien el baloncesto femenino ha adolecido de apoyo en el pasado, tanto de parte de la fanaticada como de auspiciadores, Rosado sí ha vivido momentos de júbilo con el programa nacional, con el que ha representado a Puerto Rico no solo como adulta, sino desde las categorías menores. Y entre los momentos históricos, aparte de la reciente clasificación a las Olimpiadas, estuvo la medalla de oro del baloncesto de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, y el pase por primera vez a un Mundial femenino, que se jugó en 2018 en Tenerife, España.

“La realidad es que es la mejor decisión que han tomado”, agregó sobre la decisión de posponer los Juegos Olímpicos de Tokio. “Ahora mismo no creo que nadie esté pensando en unos Juegos Olímpicos porque estamos con la situación del virus. Nadie, ni nosotras como atletas, estamos pensando en que los Juegos se fueran a llevar a cabo en verano”.


💬Ver 0 comentarios