Se adhiere a los criterios de The Trust Project
Felipe Quiñones y Alejandro Avilés: compañeros en la selección juvenil y rivales en el baloncesto escolar estadounidense

Dos de las principales promesas del básquet puertorriqueño, que jugaron juntos en el Equipo Nacional Sub-17, compartieron con El Nuevo Día la emoción de enfrentarse en un tabloncillo frente a familiares y amigos en Carolina

3 de febrero de 2024 - 10:00 PM

Felipe Quiñones (uniforme negro), de la Academia IMG de Florida y Alejandro Avilés (12), de Dream City de Arizona, son dos de los principales prospectos del país. (Nahira Montcourt)

Felipe Quiñones y Alejandro Avilés son promesas del baloncesto puertorriqueño y compañeros de equipo en la Selección Nacional Juvenil Sub-17. Sin embargo, tan pronto se colocan el uniforme de sus respectivas escuelas superiores de Estados Unidos, se convierten en rivales dentro del tabloncillo.

Y eso fue lo que aconteció el viernes en la noche en Carolina.

Quiñones, de 16 años, es el escolta de la Academia IMG de Florida, mientras Avilés, de 17, se desempeña como pívot de la Dream City Christian de Arizona, quienes el viernes se enfrentaron en The Grind Session, torneo que se celebra este fin de semana en el Coliseo Guillermo Angulo con la participación de instituciones de Estados Unidos y de Puerto Rico.

Quiñones y Avilés perfilan como dos de los mejores prospectos del baloncesto puertorriqueño. Avilés, de paso, ya debutó con el seleccionado adulto en los pasados Juegos Panamericanos y se convirtió en el jugador más joven en jugar con este combinado.

Y la fanaticada de este deporte en el país tuvo el viernes la oportunidad de verlos jugar en contra en la primera jornada del evento.

¿Quién salió airoso? Quiñones salió con una sonrisa.

“Se sintió chulo estar en cancha en contra de él (Avilés). Nos tocó jugar en contra de ellos y gané. La meta era ganarle”, expresó Quiñones luego de la victoria de su academia por final de 85-71.

Felipe Quiñones se siente emocionado de regresar a la isla.
Felipe Quiñones se siente emocionado de regresar a la isla. (Nahira Montcourt)

Previo al encuentro, Avilés tenía la expectativa de salir con el triunfo.

“Espero que podamos ganar para poder hablar con él y decirle que nosotros somos mejores”, dijo Avilés antes del revés.

Pese al enfrentamiento, los jóvenes boricuas no ocultaron la emoción que sentían por volver a coincidir luego del pasado verano, cuando fueron piezas instrumentales para conquistar el oro en el Centrobasket Sub-17, en Belice.

“Este verano practicamos mucho... tuvimos mucho tiempo juntos. Estaba feliz por verlo a él. Yo sé que le está yendo bien allá. Estoy muy feliz por él”, dijo Quiñones.

“Estoy muy emocionado”, contó, por su parte, Avilés.

“De vuelta a casa”

Ambos viajaron a la isla esta semana para participar en el Grind Session, un circuito que busca la exposición y crecimiento de los jóvenes prospectos del básquetbol de las escuelas superiores de Estados Unidos.

En esta ocasión, tras celebrarse en Puerto Rico, con el esfuerzo de Richie Dalmau y Carlos Morales, hijo, cofundadores de la Academia Central de Florida, se incluyeron cuatro instituciones académicas boricuas; la escuela Ángel P. Millán, de Carolina; Kingdom Dorado; Caguas Private School; y la Escuela Bilingüe Emadrian, de Bayamón.

“Me sentí de vuelta a casa, jugando aquí con mi equipo. Habían muchas emociones. Estaba loco por jugar, estaba ansioso”, relató Quiñones, agradecido por la oportunidad de presentarse frente a su familia y amigos.

“Me sentí muy feliz porque ellos me pudieron ver, siempre me ven por televisión o por el teléfono. Por fin me pudieron ver en vivo, que eso no pasa mucho. Me sentí muy contento. Estoy superagradecido con toda la gente que fue”, añadió Quiñones.

Familiares de Alejandro Avilés lo animan desde las gradas.
Familiares de Alejandro Avilés lo animan desde las gradas. (Nahira Montcourt)

De otro lado, la familia de Avilés lo apoyó con pancartas con el logo de su escuela, y otra con su rostro. Los gritos y aplausos de sus familiares se escucharon en la casa de los Gigantes del Baloncesto Superior Nacional.

“Para mí es bien emocionante poder venir y jugar aquí en frente de mi familia, de gente que conozco, con mi equipo y enseñar lo mucho que he estado trabajando”, dijo Avilés.

A Quiñones y Avilés, quienes no vuelven a medirse en el torneo en la isla, les resta un partido el sábado ante la Prolific Prep y la Academia Central de Florida, respectivamente.

Llegan las ofertas de la NCAA

Avilés, miembro de la Clase 2025, comenzó a recibir ofertas de programas de baloncesto de División I de la NCAA. Mencionó tener acercamientos de Seton Hall, Kansas State y San Diego State.

“Hay un poco de presión, pero a la misma vez tengo que divertirme”, expresó Avilés al pensar en la intención de convertirse en uno de los jugadores más destacados del patio.

Por su parte, Quiñones, de la Clase 2026, ha recibido acercamientos de programas reconocidos como Kansas, Baylor, Illinois, Central Florida, Memphis y Ole Miss.

No siento ninguna presión, lo que hago es trabajar y entrenar. He hecho esto desde los 5 años y no es como que alguien me está obligando a hacerlo. Yo creo que me he preparado para esto”, apuntó Quiñones.

Popular en la Comunidad


Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: