En la foto, Kristian Doolittle (24), de los Vaqueros de Bayamón, busca acomodarse ante Tony Bishop, de los Mets de Guaynabo.
En la foto, Kristian Doolittle (24), de los Vaqueros de Bayamón, busca acomodarse ante Tony Bishop, de los Mets de Guaynabo. (David Villafane/Staff)

Guaynabo - Angel Rodríguez se vistió de héroe con un canasto al sonar la chicharra y los Vaqueros de Bayamón se recuperaron este martes de una desventaja de 20 puntos para sorprender y derrotar a los Mets de Guaynabo en un abarrotado coliseo Mario “Quijote” Morales.

Rodríguez anotó los últimos siete puntos de los Vaqueros con 31 segundos por jugarse en la debacle de los metropolitanos. Con el encuentro 84-80 Tony Bishop erró en un pase y Rodríguez le hizo pagar caro con un triple. Guaynabo volvió a errar para un pase y Bayamón sacó sin tiempo a su favor.

El balón fue a Rodríguez, quien penetró contra la defensa de los Mets y soltó un globo que atinó al expirar el tiempo reglamentario ante la mirada de la leyenda de la NBA John Stokcton, y el exastro puertorriqueño José “Piculín” Ortiz en primera fila.

Sobre su gran jugada, Rodríguez prefirió darle crédito a sus compañeros luego de meterse en problema de faltas con cuatro. Una más y quedaba fuera del partido.

“¿Cómo lo hice? ¡Cómo lo hicimos! Abajo 20 y yo con cuatro faltas sentado en el banco. Fue doloroso ver a mi equipo y no poder ayudarlos. Pero, lo más bonito fue que ellos tuvieron la oportunidad de enseñar el coraje y hacer las cosas necesarias para mantenernos en el juego. Nos dieron la oportunidad y mucho crédito a ellos”, dijo Rodríguez luego del encuentro.

El Quijote estalló a favor de los campeones defensores y los Vaqueros celebraron con Rodríguez al evitar una segunda derrota seguida. Fue un desquite del revés del pasado 5 de septiembre, cuando los Mets llegaron al coliseo Rubén Rodríguez para arrebatarle el invicto de 15-0 a los Vaqueros, quienes venía de tres juegos pospuestos por un brote de COVID-19 en sus filas.

“Fue más o menos al tiro que tuvo contra ellos mismos en Bayamón. Aquel se falló y este se metió. Una jugada típica de baloncesto. El grado de dificultad fue grande. Fue solo intentar ganar el juego”, añadió.

En medio del jolgorio, los seguidores vaqueros gritaron”! Y fuera!” a los locales, celebrando que su equipo mejoró a 17-2, líderes en la División B. Guaynabo, por su parte, cayó a 10-13, cuartos en el mismo grupo.

Rodríguez finalizó con 23 puntos y 12 asistencias. El mejor anotador de Bayamón fue Kristian Doolittle con 27 unidades y 11 rebotes.

David Stockton lució bien ante su padre con 21 puntos, apoyado por 19 unidades de Tyquan Rolón y 18 de Tony Bishop para unos Mets que cometieron 16 errores, la mayoría en el último parcial.

Los Vaqueros, quizás con sed de venganza, se quedaron con la pintura final en el primer parcial, acertando cinco triples para tener una ventaja temprana de 10 puntos. Víctor Caratini se destacó como reserva al atinar siete puntos para el batallón de fanáticos del “rancho”, que rugieron en el Quijote.

Once puntos de Bishop mantuvo el marcador cercano a 29-21.

En el segundo parcial, los Mets estallaron con 28 puntos y dejaron en 14 a los visitantes para irse al descanso arriba 49-42.

Guaynabo continuó con su buen momento en el tercer parcial y los metropolitanos opacaron con sus gritos a la trulla de bayamoneses que llegaron al antiguo Mets Pavilion. Ante la mirada de su padre, David atinó un triple solo y John por poco brinca de asiento, aplaudiendo el bombazo de su vástago. Bayamón comenzó a lucir frustrado y el dirigente vaquero Nelsón Colón recibió una falta técnica luego de discutir una jugada con los oficiales.

Guaynabo siguió caliente en el último parcial, arriba hasta por 20 puntos contra los campeones defensores, quienes jugaron sin Javier Mojica, fuera por una lastimadura en el pie.

Estoy no impidió a los Vaqueros intentar una última remontada en los minutos finales. Restando 4:00 minutos, consiguieron bajar la ventaja a seis puntos 80-74. Para detener el sangrando, Rolón se fue contra el mundo en una penetración y logró canasto con falta, pero falló el intento de tiro libre.

Fracasos seguidos en ambos lados de la cancha mantuvieron al borde de los asientos a los presentes. Romero logró falta con 2:11 pero falló sus dos oportunidades en la línea de los suspiros.

Sin embargo, Guaynabo continuó errático ante la presión defensiva en lo que parecían dos minutos eternos y Bayamón se acercó 82-78 con cestas de Rodríguez y Romero.

En lo que pudo podía poner la pizarra 82-81, Rodríguez se elevó para un intento de tres puntos pero, en el último segundo, decidió pasar el balón para enviarlo hacia los asientos de arena, un gran alivio para los Mets, quienes capitalizaron con canasto de Bishop.

Rodríguez no tardó mucho en reivindicarse para continuar una temporada digna de Jugador Más Valioso.

Triunfo cangrejero

En el segundo partido de la noche, los Cangrejeros de Santurce vencieron a los Gigantes de Carolina por marcador de 105-101 en un encuentro celebrado en la cancha de los perdedores, el coliseo Guillermo Angulo.

El juego se definió en el último minuto, cuando Frank Gaines e Issac Sosa, de Saturce, se combinaron para realizar un avance 5-0 que les aseguró victoria.

💬Ver comentarios