Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

No solo hay caras nuevas en la gerencia y la plantilla del equipo, sino que también los Cangrejeros de Santurce quieren darle un giro a la manera de hacer las cosas en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Con eso en mente, y reconociendo también que su roster tiene una gran parte de jugadores que aún no son conocidos por la fanaticada de la capital, los Cangrejeros celebraron ayer un día con la prensa en el que estuvieron todos sus canasteros, excepto los que se encuentran jugando en el exterior, y luego en la noche tendrían una actividad pública en la Placita de Santurce para interactuar con la afición.

“Hay un reto comercial del deporte en Puerto Rico; no son tiempos fáciles. Pero como dicen por ahí, no es siempre lo que tengas en el bolsillo, sino a quién tú conoces, y qué has sembrado en el pasado para recoger ahora los frutos. Y cómo has tratado con algunas marcas, con algunas industrias, para ahora poderle decir, ‘oye, ayúdame, mira lo que te voy a entregar’. Porque si fuera solo una ayuda, pues no conseguimos mucho”, dijo el exjugador de los Cangrejeros y ahora presidente de la franquicia, Rolando Hourruitiner.

Hourruitiner señaló que parte del ‘paquete’ de lo que son los Cangrejeros, incluye mucho más que un equipo de baloncesto, cuando se trata de hablarle a las empresas auspiciadoras. Por eso destacó el hecho de que Santurce tiene su propia producción de televisión (transmiten los juegos por internet) y de radio, así como varias herramientas publicitarias con lo que pueden a su vez compensar a los clientes.

Pero todo esto se traduce a su vez a la cancha, donde tanto Hourrruitiner como el nuevo apoderado y principal oficial ejecutivo de la franquicia, Ariel Rodríguez, han puesto empeño para seguir manteniendo un espectáculo en los juegos locales en el Coliseo Roberto Clemente.

Ambos reconocen que otro reto ha sido mercadear un equipo que a diferencia del pasado cuando brillaban estrellas como José ‘Piculín’ Ortiz, Carlos Arroyo, Orlando ‘Guayacán’ Santiago y otros, ya no tiene nombres de tanto lustre.

“Estamos apostándole a una buena química y combinación de trabajo en equipo”. A esa fórmula, Hourruitiner destacó que se suma la filosofía y experiencia del veteranísimo dirigente Julio Toro, máximo ganador de campeonatos en la historia de la liga.

“Santurce siempre ha sido un lugar donde la gente, además de venir a ver un juego, viene a entretenerse, a pasarla bien; a que te vean y tú ver gente, y a hacer negocios. Este año no va a ser la excepción. Estamos asegurándonos de levantar el nivel del espectáculo, de cambiar y refrescar unas cosas que ya llevábamos mucho tiempo haciendo, que aunque buenas, necesitaban que le diéramos un ‘upgrade’”, agregó el presidente de los Cangrejeros.

Complemento al juego

Como ejemplo mencionó la audición que serealizó para escoger un nuevo cuerpo de bailarinas.Así mismo, dijo que contarán con el conocido DJ Iván Robles en cada juego amenizando con música.

La gran atracción será La Cueva VIP Lounge que contará con picadera y comida sin costo, exclusivamente para los auspiciadores y los abonados del equipo. Como elemento atractivo adicional para estos últimos, con la adquisición de abonos para dos personas por toda la temporada, se les obsequiarán dos boletos de entrada general por partido. La idea es que puedan llevar invitados.

Hourruitiner explicó que la intención es atraer no solo nuevos fanáticos, sino también posibles abonados adicionales. La ecuación es sencilla, pues a mayor cantidad de público en la cancha, mayor la posibilidad de generar ingresos por otra vía, como el consumo y la compra de mercancía.

Reto en la plantilla

“Nosotros estamos adaptándonos para tratar de mantener la tradición de Santurce, que siempre ha tenido buenos equipos. No estoy ansioso porque ya llevo 12 años jugando, pero estoy bien contento de jugar aquí, que siempre ha sido uno de mis sueños”, dijo por su parte el armador Ansel Guzmán.

Guzmán recuerda que con apenas 17 años practicó con Santurce a inicios de la década de 2000, pero el destino lo llevó a Mayagüez, que lo escogió primero en el sorteo. “Muchos recuerdos, porque en mi primera práctica estaba Piculín, estaba Rolando, estaba Guayacán y el señor Julio Toro. Eso fue en el 2003, que ese año ganaron el campeonato”.

Toro está consciente de que la composición del equipo actual es por mucho muy distinta a aquella que arrasó con cuatro campeonatos consecutivos de 1998 a 2001. “Es una nueva experiencia, un nuevo año y nuevos jugadores. Y el éxito del pasado no garantiza el éxito del presente. Cualquier cosa que se haya hecho, tenemos esa presión de resultados. Pero de nada nos sirve si no interactuamos con la matrícula de la liga para sumar victorias y así fortalecernos en la temporada regular”, dijo Toro. “Cada año es completamente diferente”.

Mientras, el apoderado describió cómo ha sido el proceso de transición una vez adquirió la franquicia de manos del promotor Angelo Medina.

“La experiencia ha sido bien satisfactoria”, señaló  Rodríguez, “porque al día de hoy, ya rompimos récord de venta de abonos (sobre 300). Desde 1998 no se habían vendido tantos abonos antes de que comenzara la temporada”.

Para Rodríguez es una señal de que las cosas se han continuado haciendo bien. “Eso habla por sí solo. Estamos atendiendo todas las necesidades de los abonados y todas las cosas que van a impactar lo que es el espectáculo, no solo la parte deportiva, sino también la del entretenimiento”.

APOYO A INSTITUCIONES BENÉFICAS

Los Cangrejeros anunciaron también que como parte de su compromiso con las causas sociales, aportarán .50 centavos por cada boleto vendido a organizaciones sin fines de lucro que brindan algún servicio a la comunidad. Lo recaudado en cada juego irá a una institución benéfica distinta.

“Comenzaremos el sábado, 5 de marzo, que es nuestra inauguración local, recaudando fondos para el Hogar Ruth”, subrayó Hourruitiner sobre el albergue de mujeres maltratadas.